PUBLICIDAD Billboard

Cómo mejorar tu técnica de carrera

Todos conocemos los conceptos básicos para correr: básicamente se trata de llevar un pie delante del otro y mantener un ritmo constante. Sin embargo, hay unos cuantos consejos que pueden ayudarnos a mejorar la técnica para que nuestra carrera sea lo más eficiente posible.

PUBLICIDAD Content_1

En otros artículos te contamos cómo mejorar tu rendimiento y te dimos 6 consejos para mejorar como corredor/a

Ahora hacemos un repaso por cada parte del cuerpo y te damos recomendaciones para mejorar tu técnica de carrera.

Ojos

No corras con la vista hacia abajo, tus ojos deben mirar hacia el frente. Para eso puedes enfocar la mirada hacia adelante, observando algún punto que esté 10 o 15 metros delante tuyo aproximadamente. De esta manera lograrás una buena postura de running.

Rostro

Intenta mantener tu rostro relajado. No aprietes tu mandíbula, ya que al hacerlo envías señales neuronales a lo largo de la columna vertebral que provocan tensión en tu cuerpo.

PUBLICIDAD Content_2

la cabeza en la técnica de carrera

Cabeza

La cabeza de una persona promedio pesa entre 3 y 4,5 kilogramos. Por eso es importante mantenerla en una posición adecuada para evitar tensiones en tu cuello y cuerpo. No inclines tu cabeza hacia adelante, pero tampoco lo hagas hacia atrás. Intenta mantener una postura recta de tu cuello, y evita que la cabeza se incline hacia adelante como cuando estamos sentados frente al ordenador.

Hombros

Los hombros deben permanecer relajados mientras corremos. Para lograr esto, no aprietes los puños mientras corres. También te ayudará mucho realizar ejercicios de estiramiento de los músculos de la parte superior y media baja de la espalda, así como estirar el pecho para reducir la presión de los hombros.

Brazos

Los brazos deben funcionar como pistones para impulsarte hacia adelante mientras corres. Los codos deben estar doblados en un ángulo cercano a los 90 grados. Lleva tus brazos hacia adelante y deja que vuelvan solos hacia atrás. Mover tus brazos más rápidamente hará que tus piernas también vayan más rápido, así que usa la fuerza tus brazos cuando hagas un esfuerzo mayor, pero no cuando se trate de un trote suave.

PUBLICIDAD Content_3

los brazos en la técnica de carrera

Manos

Las manos no deben estar apretadas, pero tampoco deben ir colgando libremente. Un buen método para tener una buena postura de manos es imaginar que sostienes una hoja de papel enrollada. Debes cerrar el puño lo suficiente como para sostenerlo pero no tanto como para que se arrugue.

Espalda

El torso debe ir perpendicular al suelo, la espalda derecha y el ombligo apretado contra la columna vertebral. No arquees tu espalda ni te inclines hacia adelante, ya que esto puede dificultar tu alineamiento o impedir una correcta respiración.

Caderas

Cuando corras, imagina que te estiras y aumentas tu altura con cada paso. Esto evitará que te desplomes sobre tu pelvis, lo que puede comprometer la estabilidad de tu core.

PUBLICIDAD Content_4

Rodillas

Intenta levantar las rodillas de una forma razonable pero no excesiva, y no te preocupes por elevar demasiado los talones (a menos que hagas un sprint). Esto te ayudará a lograr una buena técnica de carrera.

los pies en la técnica de carrera

Tobillos

No fuerces la parte delantera de tus tobillos, especialmente en subidas. Muchos de nosotros tenemos una tendencia a correr con los tobillos rígidos, lo que afecta la disipación del impacto al pisar y no contribuye a una zancada suave.

Pies

Pisa con la parte media del pie y avanza suavemente hacia la parte delantera. Al mismo tiempo, relaja el dedo gordo del pie.

Ten en cuenta todos estos consejos cuando corras. Un buen hábito para asimilar los movimientos es realizar un escaneo corporal cada 10 minutos, así mantienes tu técnica de carrera en buena forma. Desatender los movimientos de tu cuerpo al correr puede llevar a molestias que luego pueden derivar en lesiones.

PUBLICIDAD Mobile_Pos8

Para llevar a cabo un escaneo corporal mientras corres, hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Siento mi mandíbula o mis hombros muy rígidos?
  • ¿Estoy apretando los puños o manteniendo mis tobillos rígidos?
  • ¿Me siento unos centímetros más bajo que cuando salí?

Si quieres más consejos para mejorar tu técnica puedes leer este artículo sobre cómo mejorar la cadencia de carrera o este otro sobre 5 errores a evitar si quieres mejorar como corredor.

PUBLICIDAD Mobile_Pos9

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8