Home Entrenamiento Consejos Consejos para entrenar la Behobia
Consejos - Entrenamiento - miércoles, 01-10-2014

Consejos para entrenar la Behobia

Ya queda poquito para la Behobia/San Sebastián, toda una tradición para los corredores que ya hace tiempo que la tienen apuntada en rojo y con mayúsculas en sus agendas. Las hojas del calendario van cayendo rápido y pronto nos marcará que es 8 de noviembre, así que antes de que nos demos cuenta estaremos en la línea de salida esperando llegar a Donosti lo más rápido posible. Pero claro, para eso hay que haber entrenado un poquito y sobretodo ser conscientes del ritmo que podemos llevar durante toda la carrera.

Lo primero que hay que tener en cuenta es la fisionomía del recorrido y por supuesto la distancia. Son 20km, sí, pero el trazado no es precisamente llano. Y eso que este año los organizadores lo han suavizado un poco, pero ojo, ¡que son vascos! Así que tenemos una distancia cercana a una media maratón, pero rompe piernas total, con constantes subidas y bajadas que nos van a ir disparando el pulsómetro cada dos por tres. Sabiendo esto habremos tenido que trabajar varios aspectos:

El fondo: ¡Claro está ! No tener una base de kilómetros y pretender hacer largas distancias es como querer escribir un libro sin saber leer. Así que damos por sentado que ya lleváis unas cuantas semanas gastando zapatillas. Tampoco hay que hacer grandes recorridos, con algún rodaje entre semana de mínimo 1 hora y los findes meterse alguna tiradita de 20-22 km para acostumbrar al cuerpo a la distancia vamos servidos.

El Ritmo: Bueno, algunas series siempre vienen bien. Trabajar los ritmos de competición siempre ayuda a que tengamos un mayor control de la situación, que nos conozcamos mejor y sobretodo que nos de ese punch para ir más relajados. Ya sabéis, algunas series de mil con poca recuperación o algún 2mil intercalado nos vendrá de perlas para aguantar los 20km a una buena velocidad.

La fuerza: las características de este circuito, nos exigen tener cierta fuerza resistencia. Está claro que no me refiero a ponerse mazas, sino a trabajar un poco la potencia. Eso lo podemos hacer mediante entrenamientos de cuestas o si tenemos posibilidad corriendo por la arena de la playa de vez en cuando.

Fartlek: Esas subiditas y los constantes cambios de ritmo que ello implica lo podemos prever entrenando los cambios de ritmo. El famoso fartlek, es hacer una especie de rodaje pero con diferentes velocidades intercaladas. Se puede hacer por distancias, por ejemplo, un km rápido uno lento o por tiempos, 2 minutos rápidos, uno lento, 3 rápidos, 2 lentos… En fin, hay muchas combinaciones posibles.

Un entrenamiento muy recomendable y que tiene un poco de todo lo que hemos mencionado es una tiradita por montaña de 2 o 3 horas. Para aquellos que os gusta el trail y la naturaleza, podéis aprovechar y hacer alguna salida de este tipo y si es en altitud ya la repera. Seguro que en la Behobia lo notaréis.