PUBLICIDAD Billboard

Consejos para tu primera media maratón

¿Estás pensando en hacer tu primera media maratón? A continuación, te damos cinco consejos para iniciarte en esta distancia, aunque lo más importante es … ¡que la disfrutes de principio a fin!

PUBLICIDAD Content_1

No te pases con el desayuno y no experimentes

El primer consejo que te daremos antes de salir a correr tu primera media maratón es que no experimentes. Ni experimentes con las zapatillas y las estrenes ese día (ni cualquier otra prenda de ropa) ni lo hagas con el desayuno. No pruebes aquello que otras personas te han dicho que ellos desayunan ni que hayas visto en redes sociales. Desayuna lo que sabes que te sienta bien y lo que has probado antes de otras carreras más cortas o de entrenamientos. Si lo tuyo son las tostadas, tostadas. Si prefieres gachas, pues gachas. Lo que a ti te vaya bien.

Además de no experimentar, es importante que ni te pases con las cantidades ni desayunes muy apurado. Lo ideal sería desayunar unas 2h antes (o antes) aproximadamente de la prueba. Si es muy pronto puedes hacer un desayuno más ligero, pero no te olvides de los geles en carrera. Y como hemos dicho, tampoco te pases. Si desayunas demasiado saldrás pesado, con pocas energías y tendrás toda la sangre intentando hacer la digestión en lugar de que ésta fluya hacia las piernas. Incluso podrás tener flato y te resultará incómodo correr.

Hidrátate correctamente

El día de antes de la carrera, es importante que además de vigilar la alimentación y hagamos una pequeña carga de hidratos de carbono, que tengamos en cuenta nuestro estado de hidratación. Asegúrate de que a lo largo del día anterior bebes suficiente agua e incluso consumas suficientes electrolitos para evitar que sufras las consecuencias de una deshidratación en carrera. Una idea sería tomar una bebida isotónica el día anterior para aportar no solo líquido, sino también estos electrolitos de los que te estamos hablando.

Las horas antes de la carrera también son importantes. Bebe, pero sin pasarte y sobre todo vigilando la hora. No queremos que empieces a correr y que de repente te entren ganas de ir al baño. Acude pronto a la carrera y después de calentar un poco, acude con tiempo al baño para evitar imprevistos.

PUBLICIDAD Content_2

Durante la carrera también es importante que te vayas hidratando en cada avituallamiento. Si no estás acostumbrado a beber en carrera, mejor párate y luego ya seguirás. Unos segundos no cambiarán nada. Y, finalmente, el post-carrera también es importante. Las guías dicen que deberías recuperar un 150% del líquido perdido en carrera, pero como esto no lo sabrás a menos que te peses antes y después, te diremos simplemente que aproveches el avituallamiento final de la carrera para recuperar ese líquido perdido a través del sudor. Coge la botella de agua y la de isotónico y tómatelo con calma.

Márcate un objetivo «aproximado»

Aunque sea tu debut en la distancia, es conveniente salir con una idea aproximada del tiempo objetivo que quieras cumplir des del principio de la carrera porque te ayudará a mantenerte concentrado. Tu objetivo te ayudará a olvidarte de la fatiga y el cansancio y te permitirá saber a qué ritmo debes ir cada kilómetro para poder llegar al final dentro del tiempo, cosa que te ayudará a mantenerte atento a cada paso.

Además, marcarte un objetivo será una motivación antes de la carrera para salir a correr y entrenar. Sino, seguramente habrá días que lo dejes pasar por falta de motivación o por otros motivos. Si sabes que quieres cumplir más o menos una marca, te motivarás más para salir a correr.

No te desanimes si en algún momento tienes que reducir el ritmo

Pocas veces las carreras son completamente llanas y menos en la distancia media maratón o en maratones. Siempre presentan algo de desnivel haciendo que algún parcial kilométrico presente más subida que otro y llevándote a aminorar el ritmo por no poder mantenerlo por culpa de la subida. O todo lo contrario. Incrementando el ritmo por culpa de la bajada, cosa que te hará pensar que tal vez te estás excediendo. Pero el primer caso es el más perjudicial. Por eso, si tienes que reducir el ritmo en algún momento de carrera, tranquilo, porque en algún otro momento habrá bajada.

PUBLICIDAD Content_3

Es tu carrera, no la de los demás

Esto es lo más importante. Nadie más que tú mismo sabe cómo te sientes durante la carrera, la idea que tenía desde un principio, el objetivo establecido, etc. Tienes y debes hacer tu propia carrera. Si tienes que llevar un ritmo concreto, aférrate a él aunque haya otros corredores que te pasen durante la carrera. Tú tienes que mantenerte firme y hacer tu plan.

Bueno, eso era lo segundo más importante… porque, antes que cualquier otra cosa, ¡DISFRUTA DE LA CARRERA!

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8