Home Material Consejos y recomendaciones del uso de botas de compresión
Material - viernes, 11-12-2020

Consejos y recomendaciones del uso de botas de compresión

… para el deportista amateur

Consejos y recomendaciones del uso de botas de compresión en deportistas amateur

Las botas de compresión. Cada día están más de moda, son más utilizadas por deportistas profesionales y las vemos en más clínicas y centros de fisiología. No es de extrañar ya que muchos estudios alaban sus propiedades tanto para mejorar la recuperación de deportistas como en otros aspectos de nuestra salud.

Al ser una herramienta relativamente nueva para todos nosotros como deportistas, muchos de vosotros tendréis preguntas al respecto. Es por esto, por lo que hemos querido compartir con vosotros nuestros consejos y recomendaciones para el uso de estas botas de compresión. En nuestro caso, en el uso de las botas de Aerify Recovery, que tuvimos la suerte de probar.

 

Consejos y recomendaciones de uso

Momento adecuado: No hay restricciones sobre cuándo usar las botas de recuperación, sin embargo, si se recomienda para obtener mayores beneficios su uso 2-3 horas después de su ejercicio. También se recomienda usarlas antes de entrenar, una mini sesión justo antes o incluso mejor usarla la noche anterior o la mañana previa al entrenamiento.

Tiempo recomendado: Recomendamos una sesión de 30 minutos al día, la sesión que viene determinada automáticamente en la máquina. No obstante, si quieres más puedes cambiarlo manualmente, aunque no recomendamos más de 90 minutos. Para un calentamiento rápido antes del ejercicio, incluso puedes aprovechar tus botas 15 minutos si las tienes en casa. Y, para después de entrenar, una sesión de 50-60 minutos sería suficiente (aunque puede ser más). No obstante, mientras uses correctamente las botas y estés a gusto, no hay restricciones reales de tiempo ni de frecuencia debe usarlo.

Mantenimiento y limpieza de las botas: Es importante cuidarlas. Evita usar las botas con las piernas sucias o sudadas. Mejor úsalas con pantalones limpios (largos) o con las piernas después de una buena ducha. Por otro lado, límpialas periódicamente con un paño húmedo y déjalas secar al aire. No uses secadores eléctricos, ni expuestos al sol directamente. También es importante que no los riegues ni que entre agua dentro de la máquina ni obviamente meterlas en la lavadora o secadora.

Viajar con ellas: En caso de que las vayas a trasportar, te recomendamos que las guardes con mucho cuidado para que no sufran ni roces ni golpes. Si tienes las botas de Aerify Charge será mucho más fácil porque disponen de menos cables y son más ligeras que su modelo original, pero sino te recomendamos que vayas con cuidado y que vigiles las restricciones de la aerolínea en caso de que vueles con ellas.

Uso en brazos: Las botas de compresión de Aerify fueron diseñadas para la relajación y recuperación de piernas, no de brazos. No obstante, si que disponen de accesorios especiales para brazos.

Uso por parte de niños: Las botas Aerify Recovery no son un juguete y están pensadas para que las puedan usar los niños menores de 12 años. Eso sí, bajo la estrecha supervisión de un adulto, a baja intensidad (hasta 90 mmHg) y durante un tiempo limitado de 30 minutos al día.

Contraindicaciones

Contraindicaciones del uso de botas de compresión en el caso de:

  • Estar embarazado
  • ​Enfermedades cardiovascular (Arritmias, Hipertensión, etc)
  • Edema pulmonar agudo
  • Infecciones agudas
  • Osteoporosis
  • Episodios de embolia pulmonar
  • Tromboflebitis aguda
  • La trombosis venosa profunda
  • Coágulos de sangre
  • Fracturas o luxaciones óseas
  • Heridas abiertas o inflamación.
  • Dolor intenso en las piernas o brazos, según dónde se vayan a utilizar las botas
  • Sentir un cansancio inexplicable
  • Haber pasar recientemente por una cirugía o ir a pasar una en los próximos días