4 claves para ser un runner más fuerte

Consejos
4 claves para ser un runner más fuerte-121810
Conviértete en un mejor runner aumentando la fuerza

4 claves para ser un runner más fuerte

Si te has estancado en tu rendimiento, uno de los factores que te ha podido influir en este suceso sea la falta de fuerza, necesaria para mantener ritmos rápidos así como para ayudar a soportar la fatiga en las piernas

Más sobre: 

Si te has estancado en tu rendimiento, uno de los factores que te ha podido influir en este suceso sea la falta de fuerza, necesaria para mantener ritmos rápidos así como para ayudar a soportar la fatiga en las piernas. Este estancamiento en el rendimiento es más conocido como “la meseta” y puedes producirse tanto en corredores experimentados que ya lleven varios años con este deporte, como en corredores relativamente nuevos. 

Si estás sufriendo la meseta en el rendimiento y no te ves capaz de mejorar, no te preocupes, porque siempre hay solución. Y uno de los remedios puede ser trabajar la fuerza. En este caso, te damos 4 secretos para mejorarla y así poder hacer frente a tus entrenamientos y carreras con mayores posibilidades de conseguir tu mejor marca personal.

Corre en la montaña

Aunque puede parecer que correr en un sitio u otro sea lo mismo, la verdad es que no lo es, porque dependiendo de la superficie o del terreno puedes mejorar un aspecto u otro que influye en tu técnica de carrera. Así, correr por un terreno irregular, como puedes ser la montaña, implica distintos músculos, como los gemelos, los isquiotibiales, los cuádriceps y grupos musculares que no trabajan tanto como en el asfalto, como los músculos encargados de la estabilización.

Además, en la montaña mejorarás aspectos como el equilibrio, ya que los caminos son irregulares y deberás mantener un paso firme para no tropezar y saltar obstáculos que te puedas encontrar, gracias a aspectos como la propiocepción para saber dónde pisas.

Utiliza las cuestas

No sólo mejorarás la fuerza en tus piernas, sino que modificarás aspectos relacionados con la velocidad, como la longitud y la frecuencia de zancada, tanto en cuestas hacia arriba como en cuestas hacia abajo. En las cuestas hacia arriba tienes que realizar zancadas más cortas y más repetidas. En el caso de las cuestas hacia abajo, zancadas más grandes y menos frecuentes.

Según un estudio sueco con corredores a lo largo de 12 semanas determinó que los que incluyeron un mínimo de dos sesiones de cuestas en su entrenamiento semanal, rebajaron su mejor marca personal en la distancia de 21 kilómetros en dos minutos, y en distancia maratón mejoraron hasta seis minutos su tiempo.

El Fartlek

El fartlek son sesiones de entrenamiento con intervalos en las que realizas cambios de ritmo para incidir en aspectos como la velocidad, alternando el esprint, trotar y hasta caminar en distintos tramos del recorrido. Este método es muy utilizado por los corredores de élite de Kenya, los cuales también realizan entrenamientos en cuestas. Así que si ellos combinan estos entrenamientos, con tiradas largas y series, además de otros y consiguen buenos resultados, más vale aplicarse el cuento y hacer lo mismo, que si algo saben es de correr rápido.

Entrenamiento cruzado

Siempre es bueno cambiar un poco la rutina. Y no estamos hablando de un día hacer series, al otro hacer tirada larga y al otro un entrenamiento en cuestas. Estamos hablando de combinar disciplinas para mejorar en otros aspectos que nos resulten beneficiosos para el rendimeindo como corredor. Y uno de los principales motivos para combinar deportes es el no aburrirse ni cansarse del running.

Además, combinando el running con el ciclismo, la natación, remo o yoga, también permitirá que tus músculos tengan un descanso del alto impacto y ayudará a fortalecer los músculos que no trabajan tanto cuando corres, previniendo lesiones.

 

Relacionados: