5 Consejos para entrenar tu mente

Consejos
5 Consejos para entrenar tu mente -121789
Psicología para la fase de entrenamiento y precompetición

5 Consejos para entrenar tu mente

No te limites al entrenamiento físico, el psicológico también cuenta. Uno de los consejos más utilizados es el de visualizar la carrera, además de establecer objetivos concretos y cuantificables

Más sobre: 

Por el Miércoles, 16-08-2017 en

Cuántas ocasiones hemos oído eso de “si te lo crees, puedes conseguirlo”, y en gran parte es así. Pero este dicho sólo se sustenta con esfuerzo y una clara motivación hacia el objetivo. En el terreno de juego, si no has cumplido, se nota, pero tampoco es el fin del mundo porque hay algo que puede más que los entrenamientos. Tu mente. Y por ese motivo os dejamos 5 consejos que te irán bien para afrontar la fase de entrenamiento y precompetición.

Establecer metas de entrenamiento y de competición

Cualquier objetivo que te propongas tiene que comenzar con una visión. Necesitas plantearte un objetivo suficientemente ambicioso (además de que sea alcanzable) como para justificar el sacrificio que supone. Esto te ayudará en esos días en los que no te encuentras cansado, hace mala climatología o directamente cuando aún quedan muchos días de entrenamiento hasta el tan ansiado día.

Mi experiencia como entrenador me dice que independientemente del nivel atlético de cada uno, hay que marcarse objetivos operativos, cuantificables, como por ejemplo: “bajar de 3h en maratón”; “hacer menos de 40min en 10km”, etc… otros objetivos como “ponerse en forma” o “acabar bien la carrera”, aunque son respetables, son objetivos difusos de cuantificar y que pueden socavar a largo plazo la motivación del corredor.

Comprometerse a alcanzar tu objetivo

Una vez que tienes claro lo que deseas conseguir, es hora de asumir el compromiso que supone. Esta afirmación puede parecer ser extrema o radical, pero lo cierto es que si quieres alcanzar un logro realmente significativo, tu compromiso ha de ser claro e inquebrantable desde el comienzo. Eso implica seguir un plan de entrenamiento, cuidarse lo máximo posible, etc… para, como se suele decir, “hacer que pase”.

Esforzarse más en competición que en los entrenamientos

Aún no está claro por qué es posible esforzarse más en competición que en los entrenamientos. Cada vez hay más estudios que explican que el sistema nervioso central permite un esfuerzo superior sólo bajo circunstancias especiales, como por ejemplo una competición que consideras importante. Por lo tanto, la función de establecer un objetivo competitivo simplemente es “convencer” al cerebro de que esa carrera es realmente importante. De esta manera desarrollarás todo tu potencial el día de la prueba.

Contol Arousal

El “arousal” hace referencia al nivel de activación cerebral. Puede variar desde un nivel de sobreactivación, como en el caso de emociones intensas o de estados de alerta, un nivel atencional óptimo, o hasta niveles de infraactivación, como en el caso de estados de relajación o de sueño. El hecho es que el peligro percibido, incluyendo los pensamientos que se pueden desarrollar en una carrera exigente, produce diferentes niveles de “arousal” y diferentes reacciones emocionales en cada persona. Es un hecho que el rendimiento es mayor cuando el “arousal” está controlado y en un nivel óptimo. Además de los efectos del “arousal” en nuestras emociones, la función motora también se ve perjudicada por una sobre o infra activación.

Cada corredor necesita descubrir esos comportamientos previos a la carrera que le permiten llegar a un nivel de activación ideal; y que generalmente están relacionados con aspectos como la personalidad. Una de las estrategias es olvidarse de aquellos factores no controlables, como por ejemplo la meteorología, y centrarse en factores de los que se tiene un control absoluto.

Visualizar la carrera

La visualización es el proceso en el que, básicamente, corres la carrera en tu mente varias veces antes de correrla realmente. Existen estudios que han demostrado que realizar una actividad de visualización sobre un ejercicio en concreto, produce el mismo nivel de activación cerebral que si se estuviese realizando de verdad. La teoría es que rendirás mejor en cualquier carrera si conoces de antemano los detalles importantes y te has visualizado a ti mismo corriendo allí. Cuanta más información tenga el sistema nervioso sobre la carrera (recorrido, desnivel, curvas, etc…) más precisa será la estrategia de carrera, y por lo tanto mejor rendimiento obtendrás. Recuerda que en ocasiones los pensamientos “negativos” aparecen en la parte final de las carreras, por lo que haber visualizado la carrera previamente te ayudará a superar esa “crisis” y maximizar incluso tu rendimiento en la parte final.