5 errores a evitar si quieres mejorar como corredor

Consejos
5 errores a evitar si quieres mejorar como corredor-134617
Lo que no debes hacer si quieres seguir mejorando en el running

5 errores a evitar si quieres mejorar como corredor

Aunque el running popular sea un deporte que no requiera demasiada técnica, talonear es un aspecto que no debes hacer para mejorar, así como cuidar la alimentación y vigilar el descanso

Más sobre: 

Por el Martes, 16-01-2018 en

Correr rápido

La velocidad. Uno de los principales problemas para los principiantes en materia de running. Y cuando haces alguna carrera todavía más problema porque te exiges más, y no siempre da resultado. Pero en los inicios del deporte, no debes obsesionarte con ir rápido, sino con ir más lejos, hacer más kilómetros o aguantar más tiempo corriendo. Ya habrá tiempo luego para progresar en el tema de velocidad. A medida que vayas aguantando más tiempo y lleves más experiencia en el tema, la velocidad irá aumentando proporcionalmente. Y el principal problema de ir más rápido de lo que estás acostumbrado es porque no aguantarás todo al rato a un ritmo rápido al que puedas salir des del principio y acabarás plegando del entrenameinto antes de hora.

No trabajar tus abdominales

Para soportar el impacto continuo del cuerpo contra el suelo, el core o estabilizadores del cuerpo, necesitan tener un buen tono muscular con capacidad de amortiguar y absorber los impactos. Juega igual que un coche en los test EuroNCap: los materiales han de deformarse para absorber el impacto. Pero en nuestro cuerpo no hay que deformarse. Trabajar los abdominales es fundamental porque te ayudará a mantener una mejor postura corporal cuando corras, beneficiándote en la respiración y en la forma de correr, mejorando tu eficiencia de carrera.

No cuidar la alimentación

¿Qué comes durante el día? O mejor aún ¿qué comes antes o después de una carrera? Como bien sabrás, la alimentación es un aspecto clave en el rendimiento y aunque tengas una idea aproximada, seguramente no lo llevas a cabo correctamente. Para llevar una buena alimentación deportiva, seguramente te hayan implantado los siguientes porcentajes: 50% carbohidratos, 30% grasas y 20% proteínas. Todo partiendo de la ingesta diaria. Pues no es del todo cierto porque influye mucho el tipo de deporte que practicas, tu metabolismo, tus necesidades diarias, el tipo de competición, y, lo más importante, que no padezcas alguna enfermedad que te impida comer algún tipo de alimento –alergia, intolerancia alimenticia, etc.- Además, tampoco debes olvidar las vitaminas y los minerales para mantener una dieta equilibrada.

Correr muy seguido

El no descanso, tal y como comentábamos en el artículo de Dedícale tiempo al descanso, es una pieza clave para poder progresar en el deporte y para seguir con el running. Los beneficios de descansar son demasiado grandes para no hacerlo porque las mejoras del entrenamiento se realizan en este período ya que el entrenamiento crea una fatiga y estresa nuestro cuerpo, siendo cuando descansa el momento en el que se reparar y reconstruye. Así, es mejor tomarse un día de descanso y más cuando notes una sensación de cansancio y pesadez para brindarle al cuerpo la oportunidad de recuperarse.

Talonear demasiado

Talonear es uno de los aspectos que más debemos evitar en lo referente al running como tal, en la propia ejecución de la técnica de carrera. Es muy frecuente observar en los corredores poco experimentados esta técnica, pero también cuando nos enfrentamos a competiciones de larga distancia sin estar del todo preparados. Y este es un gesto que no debemos hacer porque podemos aumentar el riesgo de sufrir alguna lesión. Además, es un aspecto que cuanto más drop tengan las zapatillas, más se remarca este tipo de pisada. Por lo tanto y para evitarlo –al menos evitar en parte-, utiliza zapatillas con un drop menor.

Relacionados: