6 Consejos para mejorar

Consejos
6 Consejos para mejorar-124278
Consigue un cambio en tu rendimiento con estos simples consejos

6 Consejos para mejorar

Crear una buena base con muchos kilómetros de entrenamiento, respetar el tiempo de descanso, vigilar las lesiones y otros consejos pueden ayudarte a mejorar tu rendimiento

Más sobre: 

Por el Miércoles, 18-10-2017 en

Corre constantemente

Las sesiones de entrenamiento son para eso, para entrenar. No vale empezar a correr e irse parando cada dos por tres, ya sea porque hayas visto a algún conocido, porque te llamen o porque estés cansado. En las carreras no tendrás la oportunidad de detenerte –además de que no querrás- para no perder tiempo. Así que más vale entrenar en condiciones iguales que en competición. Para ello, corre todo el rato, con lo que además acumularás más kilómetros para tener una buena base en competición.

Aumenta la distancia

Todo corredor/a aumenta la distancia a medida que se siente más capacitado para poder soportar los kilómetros y el tiempo que implica. Pero no sirve solamente aumentar la distancia si no aumentas también la fuerza para poder estar más tiempo corriendo, con el sucesivo impacto que supone sin mejorar la fuerza. Debes tener un equilibrio correcto entre larga y corta distancia para evitar lesionarte o el sobreentrenamiento.

Trabajo en cuestas

Las cuestas, tal y como indicábamos en artículos anteriores, van muy bien para aumentar la fuerza y la capacidad aeróbica de nuestro organismo. Entrenamientos combinados o exclusivamente de cuestas te ayudarán a mejorar y a correr más rápido. También puedes optar por ir a la montaña, que además te ayudarán a mejorar la propiocepción gracias a las irregularidades del terreno.

Mejora tu técnica de carrera

Conseguir una mejor forma física y una mejora de la flexibilidad pueden llevarte a conseguir un aumento en la longitud de tus zancadas simplemente porque aumentar la distancia te ayudará a una menor frecuencia y a ser un corredor más eficiente. Mejorar la biomecánica implica mejoras en la flexibilidad, la velocidad y la fuerza del core. Abdominales, espalda y glúteos más fuertes.

Respeta la recuperación y el descanso

El running es lesivo si no se hace con cautela y cuando se está preparado. Las lesiones son comunes con altas cargas de entrenamiento, con mucho volumen o con altas demandas físicas. Para evitarlo deberías escuchar tu cuerpo y respetar el descanso en aquellos días en los que no estés en condiciones de entrenar. Si tienes una mínima molestia es mejor detenerse y salir otro día. Tampoco te olvides de las horas de sueño, momento en el que nuestro cuerpo se recupera.

Escoge un estilo de vida saludable

Alimentarte saludablemente, mantener un estilo de vida activo, descansar lo suficiente por las noches, vigilar con los excesos, etc. puede influir en tu rendimiento. Los mejores atletas llevan un estilo de vida saludable, aunque seguro que a veces se dan un capricho. Pero para estar al 100% y en plenas condiciones, debes empezar por cuidarte y luego entrenar.

 

Relacionados: