Lo que necesitas saber para correr en la playa

Consejos
Lo que necesitas saber para correr en la playa-140108
Qué saber y cómo empezar a correr por la arena

Lo que necesitas saber para correr en la playa

En estos meses de verano, aprovecha de esas vacaciones en la playa para entrenar por la arena, eso si, con moderación y cabeza. A continuación te dejamos unos tips que te pueden ayudar en tu entreno por la arena.

Más sobre: 

Por el Jueves, 23-08-2018 en

En verano, muchos de nosotros aprovechamos las vacaciones para irnos a la playa o aquellos que vivimos cerca, aprovechamos y vamos más que de costumbre por diferentes motivos. Bien porque estes de vacaciones o porque vivas cerca, de vez en cuando viene bien modificar el tipico trote asfaltero por uno por la arena o por la montaña. Modificar el terreno por el que corremos puede ayudarte a mejorar asi como para realizar entrenos diferentes, de calidad o incluso para fortalecer ciertos grupos musculares que muchas veces no tengas en cuenta. 

Correr por la arena tiene beneficios e inconvenientes, todo depende de cómo lo hagas y la frecuencia. Si lo haces con cabeza y lo incorporas en tu rutina durante estos meses que frecuentes más la playa, puede ser una forma de mejorar y de prevenir lesiones.

Beneficios

Como sabrás, la arena es un terreno de menor impacto, más blando que el asfalto al que tu cuerpo estará más acostumbrado. 

¿Correr con o sin zapatillas? Depende. Si corres con y hace mucho calor, evitarás que te quemen los pies y que puedas hacer tu entreno sin problemas. Si lo haces sin zapatillas, en parte será mejor porque obligarás a los músculos implicados a esforzarse más y además, tomarás una postura y pisada más natural. Nosotros te recomendamos que vayas variando y que optes por una cosa u otra según la hora del día y el estado de la playa (si es de piedrecitas o está llena de cosas, mejor con zapatillas).

En caso de que estes buscando perder esos quilitos de más que habrás cogido con las cervecitas o las tapitas, también te irá bien correr por arena ya que supone un gasto de energía mayor. Tendrás que emplear más energía para moverte y probablemente (no te frustres), irás mucho más lento. Correr por la playa requiere de una demanda mayor por parte de nuestro musculos, aunque en dosis pequeñas te ayudará a fortalecer tus tobillos, gemelos y cuadriceps.  

Otro beneficio es que, al encontrarte en la playa, podrás aprovechar para remojarte o darte un chapuzón siempre que lo veas necesario o que tengas calor, cosa que cuando corres por asfalto o montaña no podrás. Si vas a hacer un entreno corto o que tu familia se encuentre en la playa, llevate agua de sobra para poder rehidratarte después del entreno.

¿Cómo empezar a entrenar por arena? Lo mejor es empezar andando una media horita o asi. A continuación, corre unos 20 minutos; 10 minutos para un lado y otros 10 de vuelta. Empieza con una o dos veces por semana y si sigues de vacaciones por la playa o si vives cerca, aprovecha y aumenta la dosis poco a poco. En caso de que te den rampas o te encuentres muy sobrecargado para. Acompaña tus entrenos de arena con masajes con cremas frias con árnica, duchas frías y/o elevando las piernas hacia arriba al volver a casa.

Inconvenientes

Al requerir de más esfuerzo, no puedes hacer entrenos largos ni de distancia ni de duración por la playa. Primero porque tu cuerpo no está acostumbrado a ello y supone un esfuerzo extra demasiado elevado, y segundo, porque te cansarás rapidamente. "Lo bueno si breve, doble bueno". Al ser un terreno blando y al cual no estamos acostumbrados, podría ser que nuestro tendón de Aquiles, tobillo y gemelos puedan sufrir. Lo suyo sería poco a poco aumentar 'la dosis' de entreno en arena, para que de golpe no sobrecarguemos ningún músculo.

En general, todas las playas tienen algo de pendiente, lo que es normal. Si corres de lado a lado de la playa siempre habrá un pie que se hundirá más que el otro y un lado del grupo que requerirá de más esfuerzos que el otro. Lo suyo es que vayas variando de lado para sobrecargar una parte del cuerpo. Aun asi, evita pendientes muy grandes que te obliguen a realizar pisadas poco naturales. Busca la comodidad y la manera de disfrutar del entreno.

Como dijimos anteriomente, irás más lento, pero como dicen muchos corredores "para saber ir rápido, primero hay que saber ir lento". Se trata de un entreno de calidad en una superficie diferente, no te mosquees por la velocidad en este caso. Te fatigarás antes, pero es normal.

... Y NO TE OLVIDES de...

  • La crema solar, gorro/visera y gafas de sol
  • Buscar horas en las que haya menos gente y haga menos calor
  • Hidratarte correctamente
  • Usar la cabeza, entrena moderadamente y poco a poco

Como verás, el calor no debe ser nunca una excusa para dejar de entrenar ni las vacaciones. Es cierto que debemos darnos descansos de tanto en tanto para coger fuerza y retomar nuestro hobby favorito con más ganas, pero si tienes algún objetivo en mente a la vuelta de la esquina o quieres seguir entrenando y no sabes como montartelo entre la familia y tal, ya sabes, ¡aprovechate de la playa! Y si eres más de pasar las vacaciones en la montaña ¡lo mismo! ¡A disfrutar del deporte y de la naturaleza!

Relacionados: