Renueva tu rutina de entrenamiento

Consejos
Renueva tu rutina de entrenamiento-138520
Consejos para no aburrirte con tus sesiones de running

Renueva tu rutina de entrenamiento

Si has entrado en la monotonía de los entrenamientos, se te hace pesado salir a correr cada día, busca formas de variar tu rutina como las que te proponemos a continuación

Más sobre: 

Por el Miércoles, 30-05-2018 en

Planes para correr acompañado

Si lo que quieres es obligarte a entrenar, no hay mejor forma que quedar con alguien para salir a correr un rato. Si has quedado con un amigo o compañero de trabajo lo más seguro es que asistas al entrenamiento y que él también asista, con tal de no decepcionar al otro o parecer “cobarde”. Además, lo que da más pereza de salir a correr es prepararse, pero una vez estamos en la calle, todos sabemos lo que cuesta sacarnos de ella. También puedes juntarte con algún club de tu ciudad o ir a entrenos colectivos.

Combina tus rutas

Algunos son de ideas fijas y de zonas para entrenar día si día también. Otros necesitan cambiar de rutas e ir por lugares inexplorados o rincones en los que nunca haya entrenado. Combinar tus rutas y cambiar de recorrido es fundamental para no aburrirse durante los entrenamientos y más si sales a entrenar cada día… A veces es bueno repetir los sitios, con el objetivo de rebajar tu tiempo o tratar de hacerlo más rápido que la última vez. Pero si te sientes atrapado en un círculo, mejor ir un paso más allá.

Prográmate una carrera

Otra forma de motivarse y obligarse a correr es el tener una carrera tarde o temprano. Más vale pronto, así ya te obligarás a salir porque apenas te quedan días para entrenar. Si, por ejemplo, te has propuesto una maratón en cosa de 3 meses, ya et obligarás a entrenar casi cada día –respetando los días de descanso- hasta la fecha, ya que con unas 12 semanas, los días de pereza para prepararse una maratón ya no deberían existir.

Regálate una recompensa

Es bueno recibir algo a cambio cuando haces las cosas bien hechas y por eso debes darte alguna recompensa cuando terminas de entrenar. No tiene porque ser algo material, pero comprarse unas zapatillas siempre ayuda a salir a entrenar. Pero si a tus zapatillas todavía le quedan una larga vida, alguna recompensa más pequeña para después de entrenar –ir a tomar algo con los amigos, tomarse un pequeño capricho, ir a cenar alguna “guarrería”, etc-. y si lo quieres extrapolar a carreras, el saber que alguien te espera en la línea de meta también es una buena opción.

Relacionados: