Trail running: ¿Hace falta parecer una cebolla?

Consejos
Trail running: ¿Hace falta parecer una cebolla?-149
Las tres capas para no pasar frío en la montaña.

Trail running: ¿Hace falta parecer una cebolla?

Lo ideal es utilizar 2 ó 3 capas - de diferente tipología - en función del frío, aunque algunos corredores experimentados prefieran ir tan sólo con una de inicio a fin.

Más sobre: 

Por el Viernes, 04-01-2013 en

Primera capa: se trata de la capa que está en contacto directo con nuestra piel. Por lo tanto, tiene que actuar como una segunda piel, sin que produzca rozaduras y sin que retenga la humedad ni el sudor. Por ello, haremos uso de prendas sintéticas y/o compresivas, ya que es un tejido transpirable que deja pasar el sudor con facilidad y rapidez. En función del frío, la distancia, el lugar y obviamente, lo caluroso que uno sea en actividad, tendremos en cuenta que sea de material térmico, esto es, que mantenga el calor.

Segunda capa: también denominada media capa o de abrigo, tan sólo la utilizaremos cuando estemos en temperaturas muy bajas. Se trata de prendas aislantes del frío, que también absorben la humedad y que proporcionan un equilibrio entre atrapar aire para mantenerte caliente, pero a la par, expulsar el sobrante de vapor que se condensa propio de la actividad, para evitarte un exceso de calor.  Sería el caso de por ejemplo, un forro polar o chaleco polar para running, encima de la primera capa.

Tercera capa: finalmente, hablamos de una tercera capa transpirable, cortavientos e impermeable, preferiblemente con columna de agua para 10.000 mm por lo que pueda acontecer, que siempre nos va a ser útil ante la inestabilidad del tiempo o sencillamente como segunda capa, encima de la primera como protección del frío y el viento. Al ser una capa fina, no molesta y siempre es agradable de llevar ya que no pesa y frena el primer contacto con el exterior que en invierno siempre es cortante.

Relacionados: