Home Club Running Correr con calor ¿Alargar entrenamientos o salir más tarde?
Club Running - viernes, 12-05-2017

Correr con calor ¿Alargar entrenamientos o salir más tarde?

Un dilema que se nos plantea a los corredores ahora que hay una hora más de sol, bueno, ya llevamos varias semanas pero hasta ahora no ha empezado el buen tiempo, es el de si alargamos nuestros entrenamientos o salimos a correr más tarde para no pillar las horas fuerte de sol del día. Habrá quien haga las dos cosas, es decir, quién salga a correr más tarde para terminar con el fresco del anochecer pero que a la vez salga un poco antes para realizar tirada larga.

Si hablamos del asfalto, los runners urbanos intentan buscar horas más tardías para entrenar. Horas en las que haya menos tráfico, pasadas las horas puntuales de mayor frecuencia de coches en las capitales. Aunque también se encuentran los partidarios de salir a correr a la misma hora, tal cual salen del trabajo para así olvidarse luego y poder relajarse antes.  

Si nos fijamos en la montaña es muy frecuente estirar los entrenamientos para realizar rodajes largos uno o dos días a la semana con el objetivo de acumular kilómetros para que en verano, cuando el calor aprieta más, tener los deberes medio hechos con una acumulación importante de kilometraje.

Durante estos meses, antes de que apriete el calor fuerte de mitad de junio, julio y agosto, todavía podemos hacer eso de salir a la misma hora y alargar los entrenamientos. Tiradas largas de más de 25 kilómetros, tanto en asfalto como en montaña.

Pero una vez entramos en los meses de más calor y en el que las temperaturas aumentan considerablemente, solemos salir a correr a una hora más tardía para no sofocarnos, o peor, sufrir un golpe de calor por el esfuerzo. Llegados a estos meses de calor intenso, la duda de si salimos a correr antes para alargar entrenamientos o salimos más tarde está solucionada. ¿Pero ahora?

Además, la duda de salir antes puede verse condicionada por el hecho de que nos pille todavía en una época de entrenamiento en la que no hayamos acumulado suficiente carga…

Frente a este problema, aconsejamos que escuches tu cuerpo y si te pide salir antes y alargar entrenamientos, hazlo. Si por el contrario tus piernas te piden salir más tarde y hacer entrenamientos con ritmos más rápidos, hazlo.

Decidas lo que decidas, acertarás.