fbpx
PUBLICIDAD Noticias Mega 1

¿Correr todos los días es bueno?

¿Correr todos los días es bueno?

El running es un deporte que está al alcance de todos y muy asequible ya que no necesitamos mucho material ni demasiado tiempo para notar sus beneficios. Aunque sea una actividad muy beneficiosa para el cuerpo y la mente debemos tener en cuenta que «más» no siempre es «mejor». Con esto queremos decir que debemos preguntarnos cuántos días a la semana podemos salir a correr. Independientemente de si somos principiantes o somos corredores habituales, necesitaremos al menos un día de descanso a la semana para recuperarnos bien. Si no respetamos los periodos de descanso, estaremos sobreentrenando y seremos más propensos a sufrir lesiones, e incluso estrés y fatiga mental.

Beneficios de correr todos los días

Practicar una actividad física de forma habitual es imprescindible para tener una vida saludable y un cuerpo fuerte y sano. Salir a correr, aunque sea sólo 30 minutos al día, tiene múltiples beneficios:

Mejora el tono muscular

Salir a correr de forma habitual mejora la resistencia muscular y tamaño de los músculos de las piernas: cuádriceps, isquiotibiales, glúteos, flexores de cadera y pantorrillas.

Correr todos los días

Mejora la densidad ósea

Correr de manera habitual es un gran aliado para mantener la densidad ósea en niveles óptimos y prevenir enfermedades como la osteoporosis.

Correr todos los días

Mejora la condición física cardiovascular

Correr a diario mejora nuestro estado físico, ya que aumenta la fuerza del corazón, la cantidad de oxígeno los pulmones pueden absorber y el tiempo que nuestra musculatura puede mantener un nivel de esfuerzo determinado.

Ayuda a adelgazar

Si hay una idea muy asentada es que correr adelgaza. Y así es, correr todos los días acelera nuestro metabolismo y nos ayuda a perder peso sin perder masa muscular. Si aumentamos el tiempo que estamos corriendo, aumentaremos, incluso, la masa muscular. Si nos pesamos, podemos ver no hemos pedido peso o incluso que hemos ganado, pero esto es resultado de esta ganancia de masa muscular y la pérdida de grasa.

Nos hace tener mejor humor

Correr todos los días tiene, sin duda, beneficios para nuestra salud mental y nuestro estado de ánimo. Correr nos sirve para despejar la mente y liberar endorfinas, la hormona de la felicidad.

Correr todos los días

Nos ayuda a dormir mejor

Correr nos relaja y nos ayuda a dormir mejor por las noches. Lo único que tenemos que tener en cuenta es la intensidad a la que corremos. Si entrenamos muy fuerte antes de acostarnos nos costará conciliar el sueño y no disfrutaremos de un sueño reparador. Como mínimo debería pasar 1 hora después del entrenamiento antes de ir a dormir. Por supuesto, cada persona es un mundo y deberá adaptar los «timings» a su cuerpo.

Inconvenientes de correr a diario

Aunque salir a correr todos los días puede parecernos que está bien, hay que tener en cuenta que también tienes sus riesgos. Antes de decidirnos a salir a correr a diario debemos ser conscientes de nuestra forma física actual y tener en cuenta algunos inconvenientes:

Aumenta el riesgo de lesión

Según un estudio publicado en enero de 2020 en Sports Health,  el impacto que reciben nuestras articulaciones cuando corremos equivale a una fuerza que multiplica por 3 o por 4 nuestro peso corporal. Si salimos a correr a diario esto se acumula y aumenta el riesgo de sufrir lesiones en articulaciones como la rodilla o el tobillo.

Correr todos los días

Puede disminuir el rendimiento

Esta afirmación únicamente es cierta si no respetamos los periodos de descanso necesarios. Los periodos de recuperación entre sesiones forman parte del entrenamiento, es lo que llamamos el entrenamiento invisible. Para mejorar nuestro estado de forma, es necesario que el cuerpo sea capaz de recuperar y asimilar la carga de entrenamientos.

Puede perjudicar el bienestar mental

De igual modo que correr habitualmente ayuda a mejorar nuestra salud mental, reduciendo el estrés, mejorando la calidad del sueño y el estado de ánimo. Si lo hacemos una frecuencia no adecuada para nosotros puede provocarnos estrés y cansancio mental. Esto es debido a que cuando corremos, los niveles de cortisol aumentan y si no recuperamos bien de cada entrenamiento puede generar desequilibrios. Además, puede llegar a hacernos sentir en la obligación de seguir corriendo aunque nuestro cuerpo nos pida parar. Lo más importante es destinar el tiempo necesario para recuperarnos por completo a nivel físico y mental. 

Correr todos los días

 

A modo resumen, correr todos los días tiene muchos más beneficios que inconvenientes. Aún así, hay que tener en cuenta que para que siga siendo una práctica sana y saludable a todos los niveles, debemos tener en cuenta nuestra forma física. Si queremos fijarnos un objetivo como correr un 5k o un maratón debemos adaptar de forma progresiva los entrenamientos y escuchar nuestro cuerpo, respetando las necesidades de descanso físico y mental.

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1