Home Carreras Crónica de la Mattoni Olomouc Half Marathon, “la ciudad más bonita de la República Checa”
Carreras - Previa - miércoles, 19-06-2019

Crónica de la Mattoni Olomouc Half Marathon, “la ciudad más bonita de la República Checa”

Hace unas semanas la organización de RunCzech, que organiza entre otros eventos deportivos, la maratón de Praga, mundialmente conocida y que cuenta con numerosos récords mundiales, nos invitó al aniversario de la X Mattoni Olomouc Half Marathon, en la República Checa, prueba que se celebró este pasado sábado. Se trata de una media maratón perfecta para finalizar la temporada antes de empezar de pleno los meses de verano más calurosos del año y más difíciles para correr. Y tan buena que, como carta de presentación, luce la Gold Road Race Label de la IAAF.

Olomouc es uno de esos tesoros sin explotar en Europa. Una ciudad barroca preciosa que aún no ha sufrido de un turismo masivo, por lo que conserva sus joyas en perfecto estado. Una ciudad verde, con múltiples vías ciclables, calles peatonales y diferentes centros que acogen cantidad de eventos deportivos. Una ciudad perfecta para deportistas, aunque también para amantes de la arquitectura barroca. Entre sus monumentos más destacados encontramos la Columna de la Santísima Trinidad, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO o también las seis fuentes barrocas y una moderna, la fuente de Arión. La ciudad de Olomouc es conocida por su cuidada belleza, que pudimos disfrutar durante el pasado fin de semana.

El viernes noche llegamos a la ciudad de Olomouc, después de un largo viaje en coche desde Praga. Probablemente uno de los aspectos por lo que la ciudad no cuenta con más turismo es su accesibilidad. Un punto a favor para cuidar de esta ciudad que pudimos disfrutar durante la jornada del sábado. Pudimos disfrutar de la estancia en el hotel oficial de los corredores, atletas de élite y organización, el NH Collection Olomouc Congress, situado muy cerca de diferentes estadios y pistas de atletismo. Olomouc es una ciudad que claramente está involucrada en el cuidado del medio ambiente y en el fomento del deporte.

A lo largo de la mañana del sábado, día en el que por la tarde se celebraba el X Mattoni Olomouc Half Marathon, un guía de la organización nos presentó y descubrió las diferentes facetas de la ciudad más barroca, que recuerda a otras ciudades europeas como Viena e incluso Bruselas. Acudimos también a la feria del corredor a recoger el dorsal donde se encontraban diferentes marcas, tiendas de running y centros de salud ofreciendo sus servicios y promocionándose. Una vez recogido el dorsal, continuamos la visita hasta la hora del almuerzo donde cogimos fuerzas y descansamos antes de empezar a correr.

La X edición de la Media Maratón empezó a las 5 de la tarde con la modalidad más familiar de la carrera, la “DM family run” donde padres e hijos podían correr un circuito de 3km para niños de hasta 12 años acompañados por sus padres y mayores de 65 años. A continuación, empezaron a llegar los corredores de la Media Maratón. Una media maratón que ofrece la posibilidad de hacerse por relevos de dos (10km + 11km) o de 4 (3 × 5 km + 1 × 6,0975 km) o simplemente como individual.

Acompañados de una temperatura bastante elevada, todos acudieron a dejar las cosas en el guardarropía y a colocarse en los diferentes cajones de salida. Nosotros en uno intermedio. A lo largo de un circuito urbano y por la periferia de la ciudad, pudimos disfrutar de una preciosa carrera con una animación totalmente volcada al corredor, que nos recuerda a la animación que los españoles estamos acostumbrados en carreras como la Behobia.

Durante toda la carrera encontramos no solo puntos de avituallamiento, sino también aspersores y bomberos con mangueras cada 2km para remojarnos y aliviar las altas temperaturas. En los puntos de avituallamiento encontramos no solo agua e isotónicas, sino también boles de sal y azúcar, para coger “al gusto” y de esponjas mojadas para ayudarnos a seguir corriendo bajo el sol checo.

Una cosa que queremos destacar de esta prueba es el “EuroHeroes Challenge”, destinado a premiar los esfuerzos de corredores europeos, y que es por ello que en esta prueba no se admite la participación de corredores ni keniatas ni etíopes ni de ningún otro país no europeo.

Yassine Rachik, de 25 años, fue el primero en cruzar la meta de la X Mattoni Olomouc Half Marathon en un increíble tiempo de 1:04'26". La prueba transcurre a lo largo de un circuito relativamente llano, pero con muchos giros que transcurrió con unas temperaturas de entorno a 30 grados. Yassine, italiano de nacionalidad, demostró su gran estado de forma en su tercera victoria seguida dentro del reto “EuroHeroes Challenge” con las esperadas Nike Next % tras su increíble 9ª posición en la Maratón de Londres a finales de abril. El ucraniano Roman Romanenco llegó casi 2 minutos después (1:06'01") seguido del Irlandés Paul Pollock (1:06'12") y de nuestro querido español, Camilo Raúl Santiago (1:08'04"), que nos dio un pequeño susto tras cruzar la meta probablemente por el sobre esfuerzo realizado en dichas condiciones climáticas. Pero no nos preocupemos, que ya está bien. De hecho, tuvimos la suerte de verle la mañana siguiente y comprobar que se encontraba en perfecto estado y con ganas de afrontar después de vacaciones sus próximos retazos.

En cuanto a la categoría femenina, la primera en cruzar la meta fue la moldava Lilia Fisikovic en 1:13'32" seguida de las ucranianas Olha Kotovska (1:14'35") y Darya Mykhailova (1:14'57"), a pesar de que casi toda la carrera fue dirigida por la británica Stephanie Twell.

Un sábado con un total de 10.078 corredores -6481 en la media maratón y 3597 en la prueba familiar- que recorrieron la ciudad de Olomouc. Una carrera que nos ha permitido disfrutar de una ciudad que desconocíamos y que nos ha permitido disfrutar de una aventura diferente, que sin duda repetiremos. Asimismo, a todos los corredores y no corredores, recomendamos apuntar a su listado de “ciudades a visitar” la ciudad de Olomouc. Una ciudad donde podrán descansar, tomarse una cervecita bien fresquita y correr entre edificios barrocos y fuentes espectaculares, que nunca olvidarán.