fbpx
PUBLICIDAD Noticias Mega 1

Diferencias biológicas entre hombres y mujeres (y sus consecuencias en el atletismo)

Hace unas semanas la especialista en derecho deportivo Irene Aguiar colgaba en su muro de Twitter un interesante -y polémico según lo leído en los comentarios- video en el que analizaba las principales diferencias biológicas entre hombres y mujeres, y las consecuencias que esas diferencias tienen en los resultados de los diferentes deportes.

En realidad, la polémica llegaba a raíz del debate sobre los atletas trans, y si para estos atletas deberían mantenerse las categorías divididas por sexo biológico o no.

En el video, perteneciente a una conferencia, Irene Aguiar hablaba de aspectos como la masa del organismo. Y aportaba los siguientes datos: los hombres tienen entre un 20% y un 40% más de masa total, entre un 30% y un 40% más de masa muscular y un 30% menos de masa grasa.

“Además, los hombres tienen entre un 25% y un 50% más de capacidad respiratoria y el tamaño de sus pulmones y corazón es superior. La estructura ósea de hombres y mujeres también es muy diferente. Y así podría seguir ofreciendo datos y explicando diferencias, pero mi intención no es aburrirles”, comentaba Irene en la conferencia.

A continuación, la especialista explicaba cómo se traducen estas diferencias en las cualidades más importantes para practicar deportes de resistencia. Así, los hombres son entre un 10% y un 15% más veloces que las mujeres, entre un 50% y un 100% más fuertes si hablamos de tren superior o inferior, y tienen entre un 30% y un 40% más de capacidad de producir fuerza-potencia, incluso si se hiciese la comparación entre un hombre y una mujer del mismo tamaño.

“Todas estas diferencias se traducen en una ventaja deportiva a favor de los hombres, porque el atletismo se nutre de esas habilidades. Por tanto, estos datos nos dicen que los hombres se benefician entre un 10% y un 13% en deportes como natación, correr o el remo, y hasta más de un 160% en movimientos como por ejemplo dar un puñetazo”.

Para argumentar su discurso, Irene echaba mano de algunos de los resultados que se dieron en diferentes disciplinas deportivas de los Juegos de Tokio. Y hacía la comparativa: “Si el maratón hubiera sido mixto, la medallista de oro femenina habría llegado en la posición 71ª. En la modalidad de aguas abiertas -natación- la ganadora habría llegado la 23ª de un total de 26 participantes; es decir, solo 3 mujeres habrían podido estar en la final. Pero es que si miramos las modalidades más cortas del atletismo, 100m, 400m u 800 metros, ninguna mujer se habría clasificado siquiera para semifinales”.

Para terminar, Irene Aguiar, volvía al debate inicial: los deportistas trans. “Lo que sucede es que los sentimientos, la autopercepción o la identidad de género, que siempre se deben respetar, no alteran esa realidad biológica. Y está demostrado que ningún tratamiento de eliminación de testosterona suprime esta ventaja”.

 

PUBLICIDAD Noticias Mega 4
PUBLICIDAD Noticias 1x1