Home Entrenamiento Consejos Ejercicios de propiocepción con Compex
Consejos - Entrenamiento - lunes, 03-11-2014

Ejercicios de propiocepción con Compex

La propiocepción es la capacidad que tiene el cuerpo humano de notar su posición en el espacio y reequilibrarse para no caer. Es una cadena que une el sistema nervioso con los músculos y que necesita ser rápida para ser efectiva.

Cuando un movimiento brusco mueve una articulación (por ejemplo cuando vamos a torcernos un tobillo), el músculo se estira de manera brusca y esto es reconocido por los nervios que están dentro de él. Estos nervios desencadenan una reacción inmediata que hace contraer el músculo y así proteger la articulación. Pero si no estamos lo bastante entrenados (si no somos lo bastante rápidos), la contracción llegará tarde y nos habremos ganado un esguince.

COMPEX tiene algunos programas diseñados para entrenar esta capacidad pero entre ellos destaca el llamado Prevención esguince de tobillo. Este programa entrena los músculos peroneos (los del lateral de la pierna) para que se contraigan de manera rápida e intensa. Estos son los dos parámetros principales: la velocidad y la intensidad. Un músculo que se contraiga demasiado lento o que lo haga de manera blanda, será ineficaz para prevenir un esguince de tobillo.

Lo más habitual para entrenar esta habilidad son los ejercicios de propiocepción, donde a partir de desequilibrios enseñamos al cuerpo a reequilibrarse. Pero para ser más efectivos, estos ejercicios se pueden realizar en combinación con las corrientes del COMPEX y así trabajar específicamente la velocidad y la intensidad de la contracción. 

Si quieres ver cómo funciona, CLICA AQUÍ