Home Noticias El atletismo más peculiar (6): Curiosidades de nuestra historia
Noticias - Reportajes - miércoles, 07-10-2020

El atletismo más peculiar (6): Curiosidades de nuestra historia

Tomás Barris, el atleta que derribó las fronteras de España

Hoy es habitual que nuestros atletas se luzcan en meetings internacionales, pero no siempre fue así. El pionero es Tomás Barris, un referente en pruebas de medio fondo que también fue el primer atleta profesional español y el primero en entrenar series.

Tomás Barris Ballestín (Barcelona, 01-02-1930) fue el primer atleta español que compitió en un meeting internacional de nivel. Ocurrió en Goteborg (Suecia), la meca de los fondistas a mediados del pasado siglo, en 1957. Y cuajó una gran actuación. ‘Este español no es un turista’, tituló algún diario escandinavo de la época, “cuando se asociaba España a folclóricos, toreros y al Real Madrid”, recuerda Barris para Running.es. Por si fuera poco, abrió las puertas del profesionalismo en nuestro país en una época en la que se empezaba a cobrar para asistir a pruebas y llenar estadios.

Importó las series a España

La palabra «pionero» se le queda pequeña. También fue el primer atleta patrio que optó por marcharse a entrenar al extranjero para progresar. Escogió Friburgo (Alemania) con Woldemar Gerschler, el preparador más prestigioso de la época. Este hecho le permitió conocer el entrenamiento fraccionado y aplicarlo con éxito, algo que jamás se había hecho en la península ibérica. Incluso se llevó a varios atletas españoles a entrenar al país teutón. Con sesiones espartanas en un camino de tierra inacabable que tenía marcados tramos de 100 metros con una estaca. Allí, en plena Selva Negra, le tocaban un centenar de series de 100 metros. ¡Y a 20 grados bajo cero!

Todos esos entrenamientos le permitieron dar un salto de calidad. Estableció una muy meritoria marca de 3:41:7 en Turku (Finlandia) en 1958 en una pista de ceniza. Un gran registro que según los especialistas equivaldría a menos de 3’30” sobre el tartán. Era la 20ª mejor marca de todos los tiempos y un récord de España que duró diez años. Barris, por cierto, batió 33 plusmarcas nacionales más al aire libre (cifra aún no superada a día de hoy) y conquistó 17 veces el Campeonato de España, entre 800 y 1.500.

Fue olímpico en 1960, por lo que decidió comprarse un piso en la barcelonesa Avenida de Roma. Y, por supuesto, hace 60 años no quiso perderse la gesta de Bikila, que se adjudicó el maratón descalzo. Y tuvo el inmenso placer de compartir charlas con el también oro olímpico Cassius Clay, más adelante Mohammed Ali.

90 años en plena forma

Con una salud de hierro, mantiene los 68 kilos con los que retiró como atleta de élite y lleva una vida muy activa. Cada día hace dos horas de ejercicio en su casa, buena parte en ayunas. En su terraza y en el gimnasio que ha montado en su domicilio. Y tiene un pequeño truco para mantenerse eternamente joven y flexible: diariamente pasa por debajo de una mesita baja que le obliga a estirarse como un gato. “La clave es conocer tu cuerpo y saber la carga que le puedes meter”, desvela.

Abordará el récord del mundo de 200 metros para mayores de 90 años próximamente, cuando las circunstancias lo permitan. La marca se sitúa en 37 segundos. “Está chupado”, dice alguien que admite haberse cuidado mucho siempre.
A sus 90 años sigue manteniendo una vida muy activa. Él mismo gestiona su propia página web (www.barris.org), con 5 millones de visitas. Jamás se aburre. E incluso nos da un consejo para llegar a su edad. “La ilusión no hay que perderla nunca en la vida por nada del mundo”.