Home Noticias El atletismo más peculiar: curiosidades de nuestra historia
Noticias - Reportajes - martes, 26-05-2020

El atletismo más peculiar: curiosidades de nuestra historia

Miguel de la Quadra-Salcedo, el español que tiene el récord mundial de jabalina no oficial

Arrancamos una nueva sección en la que destacaremos personajes y pasajes curiosos que nos ha brindado la historia del atletismo. Empezamos con Miguel de la Quadra-Salcedo, el español que tiene el récord mundial de jabalina no oficial (112 metros y 30 centímetros). El hombre que más lejos ha lanzado una jabalina en la historia.

Precisamente la semana pasada se cumplieron cuatro años desde que nos dejó Miguel de la Quadra-Salcedo, uno de los hombres más polifacéticos que ha existido en España: deportista olímpico, perito agrícola, reportero televisivo, promotor cultural, actor de cine, escritor, aventurero, descubridor…y todo lo que se propusiera. Un hombre inquieto a un inconfundible mostacho pegado.

Un estilo giratorio que fue prohibido

En 1956, de la Quadra-Salcedo popularizó el lanzamiento de jabalina con estilo giratorio. Inspirado en el lanzamiento de barra vasca. Lo que vendría a ser aplicar la técnica del lanzamiento de disco a la jabalina. “La bomba española que causa terror”, como escribió el rotativo francés L’Equipe. De esa forma lanzó hasta unos increíbles 112,30 metros, rompiendo por 30 metros el récord del mundo de la época. Y una distancia jamás alcanzada a día de hoy: hay que tener en cuenta que la plusmarca mundial pertenece a Jan Zelezny desde 1996 con 98,48.

Sin embargo, la Federación Internacional de Atletismo no homologó esa marca y prohibió ese estilo. Su argumento era que la jabalina salía a veces descontrolada y podía caer en la grada, aunque cabe decir que nuestro protagonista -entonces sin bigote-  la lanzaba sin peligro. El caso es que la World Athletics de la época cambió el reglamento hasta dos veces ese mismo año e incluyó la norma por la que ni el lanzador ni la jabalina podían estar orientados en ningún momento del lanzamiento de espaldas a la zona de lanzamiento. Sin embargo, pese al cambio de reglamento a posteriori, nuestro Miguel de la Quadra-Salcedo sigue siendo el hombre que más lejos ha lanzado una jabalina.

 

 

 

Lanzamientos de todo tipo y una vida de aventura

Nacido en Madrid, aunque navarro de adopción, lo suyo eran los lanzamientos. De todo tipo. Consiguió un total de nueve Campeonatos de España: dos en peso (1955 y 1956), seis en disco (1953, 1955, 1956, 1958, 1959 y 1960) y una en martillo (1956). Y batió 13 récords nacionales: siete en disco y seis en martillo. También fue olímpico en los Juegos de Roma 1960, donde no tuvo suerte: hizo tres lanzamientos nulos en la prueba de disco. Se desquitó ese mismo año con una medalla de bronce de lanzamiento de peso en los Juegos Iberoamericanos de Santiago de Chile de 1960 (14,72) en un continente americano que le robó el corazón.

Después se labró una fama lejos de las pistas de ceniza, recorriendo medio mundo. Vivió varios años en el Amazonas en busca de tribus perdidas. Fue uno de los primeros periodistas que entraron en la Casa de la Moneda de Santiago de Chile tras el golpe de Estado de Pinochet y el suicidio de Salvador Allende. Cubrió las guerras de Vietnam, Eritrea, el Congo y el asesinato de Che Guevara en Bolivia. Y fue el primer occidental que se atrevió a poner sus manos sobre el emperador etíope Haile Selassie, osadía que se castigaba con la pena de muerte.

Una vida de aventura que concluye con una frase que invita a la reflexión. «La mayor y más emocionante expedición que podemos realizar es hacia dentro de uno mismo». Lo dice el hombre cuya jabalina ha viajado más lejos que ninguna otra.