PUBLICIDAD Billboard

El boom de las carreras se amortigua

Por primera vez desde hace años, las carreras populares empiezan ver cómo bajan sus participantes. Para analizar la participación he hecho un pequeño estudio tomando como muestra las 72 carreras de ruta con más inscritos en Catalunya celebradas el primer semestre de los cinco últimos años. El número de corredores y corredoras que las han terminado ha sido:

PUBLICIDAD Content_1

1er semestre 2010: 74.891

1er semestre 2011: 93.631 (creció un 25% respecto del año anterior)

1er semestre 2012: 108.751 (creció un 16%)

1er semestre 2013: 112.829 (creció un 4%)

PUBLICIDAD Content_2

1er semestre 2014: 98.871 (ha decrecido un 11%)

Se ha producido un hecho, que tal vez tenga que ver con la crisis. Todas, en general (62 de la muestra de 72), han sufrido una caída de participantes. Pero las más multitudinarias -y de inscripción más cara- la han acusado más que ninguna. 

Así, por ejemplo, de las 15 más importantes únicamente "se salva" la Media Maratón de Barcelona, que aumenta un exiguo 1%; las otras catorce han reducido el número de corredores. Algunas sustancialmente, incluso alcanzado 30 ó 40% de descenso

PUBLICIDAD Content_3

Esto no quiere decir que el boom está terminando. Ocurre, en mi opinión, que además que la gente está harta de pagar cada vez más por los dorsales de las carreras "emblemáticas" y busca otras opciones (como las pruebas de montaña), han ido apareciendo un montón de pruebas y unas y otras se hacen competencia. El calendario está muy saturado y todos los fines de semana hay más de nuevas. A finales del año pasado "investigué" el número de las de todo tipo que había en Cataluña y me salieron 1.413. Pues bien, en el primer semestre de este año se han creado 145 más. (En el mismo período del año pasado se crearon 111). Lo cual quiere decir que, a estas alturas tenemos, sólo en Catalunya, más de 1.500 carreras para elegir.

El movimiento popular del correr es muy atractivo y atrae a empresas y emprendedores que se dedican a montar carreras para hacer negocio. Nada que decir. Están en su derecho. Cuidado, sin embargo. Tanto ellos como los que organizan la tradicionales las deberán hacer más atractivas (las de montaña parece que lo son), más económicas y bien  estructuradas, si no quieren que les salga el tiro por la culata. 

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8