Home Noticias Entrevistas El doctor Ron Hill, un mito viviente
Entrevistas - Noticias - miércoles, 02-10-2013

El doctor Ron Hill, un mito viviente

El Doctor Ron Hill, creador de la marca de prendas deportivas que lleva su nombre (Ronhill), nació el 25 de septiembre del 1938 en Accrignton, Lancashire UK. Ron era un atleta competitivo. Fue el primer británico en ganar el maratón de Boston, el 20 de abril de 1970, el segundo hombre en romper la marca de 2:10 en un maratón, medalla de oro en el maratón de los campeonatos Europeo en 1969, participó en los Juegos Olímpicos de Tokio 1964, México 1968 y Munich 1972, y poseedor en su tiempo del del récord del mundo en 10 Millas, 15 Millas, 20 Millas y 25 Km.

Empezó a escribir su diario de entrenamiento el 3 de septiembre de 1956 cuando aún estaba en la escuela y quería llevar un registro de cuántos días a la semana salía a correr y cómo esto afectaba a sus carreras. Añadió las condiciones climatológicas, la distancia, el número de series y las sensaciones durante y después del entrenamiento. Le servía de fuente de motivación.

Con 74 años de edad, el día 20 de diciembre de 2011 el Dr. Ron Hill celebró 47 años en los que había salido a correr absolutamente todos los días, completando un total de 17.167 días y acumulando más de 240.000 kilómetros en sus piernas.

En los años 90 se vio envuelto en un accidente de tráfico donde se rompió el esternón por dos partes, con la suerte, según él, de que ese día ya había salido a correr por la mañana. El mismo día fue dado de alta del hospital y al día siguiente tuvo que esperar a que su mujer hubiese salido de casa para salir a correr de escondidas. Ron dijo: “Podía sentir los huesos moverse, pero incluso un accidente de coche no era suficiente para detener mi pasión por el running.”

¿Donde empezó todo?

Si uno mira hacia atrás en la vida de Ron, la mayoría de los eventos más importantes cayeron en 1970. A principios de ese año había ganado tres carreras de larga distancia y fue invitado a participar en el maratón de Boston. El único problema era que no podía pagar el billete de avión. La pequeña ciudad de Accrington, donde nació, le ayudó con el dinero que necesitaba para poder enviar el gran héroe local a Boston.

Cuando Ron llegó tenía que encontrar un lugar donde quedarse a dormir y se le ofreció una cama en la casa del director de la carrera Jock Semple’s. Debió descansar bien porque el día siguiente ganó el maratón de Boston con un tiempo de 2:10’30 e incluso batió el récord con más de tres minutos, lo que fue un logro para él.

Se convirtió en el favorito de los juegos británicos de la Commonwealth que se celebraba en Edimburgo aquel año y logró la meta más importante de su carrera. Por segunda vez en la historia, Ron rompió la marca de 2:10 en un maratón con un tiempo de 2:09’28 y 40 años más tarde sólo se ha mejorado en 6 minutos. Volvió a casa en Accrington como un gran héroe.

Pero Ron no es sólo un corredor. También se graduó en la universidad de Manchester, donde se Doctoró en Química Textil, que es donde se dio cuenta de la capacidad de los materiales sintéticos para los corredores.

Como resultado, el 1970 creó su propia marca, Ron Hill Clothing, la cual  fue pionera en varios productos, entre ellos, el corte lateral en el pantalón corto para una mayor comodidad, cortavientos impermeable y prendas reflectantes. Ronhill lleva más de 40 años que le avalan siendo una de las marcas referente en el mundo del textil running, número uno en el reino unido.

En el 1990 creó Hilly Clothing, marca especializada en calcetines técnicos y complementos para corredores.

Su último maratón fue un merecido homenaje a su victoria 40 años atrás. Fue en el centenario del maratón de Boston y su 115 maratón en general. Un final adecuado a toda su historia.

Desde entonces, Ron se marcó el objetivo de competir en 100 países de todo el mundo antes de cumplir los 70 años, y que fue capaz de completar.

Ahora, con más de 75 años, corre entre 30 y 45 Km, a la semana,  mucho para un hombre de su edad y para la mayoría de la gente del mundo.. El Dr. Ron Hill propone dos trucos para ayudarte a salir a correr: “Si miras por tu ventana y no te sientes con ganas para correr, sal fuera y prométete que correrás tan lento como sea posible y al cabo de unos minutos estarás en tu ritmo.” Y “correr 3 kilómetros es mejor que nada”.

 

La entrevista

Ron Hill aprovechó la Cursa de la Mercé de Barcelona para disputar la carrera (la acabó con unos meritorios 52’41 en 10k) y visitar la ciudad condal. No quisimos desaprovechar la oportunidad de entrevistar a este mito viviente y pensamos que la persona más adecuada para compartir experiencias era nuestro colaborador y amigo Miquel Pucurull. Miquel nació el mismo año que Ron, en 1938, y aunque como corredor nunca ha llegado a los niveles deportivos de Ron, sí que le le puede llegar a empatar en cuanto a entusiasmo y amor por este deporte. Ambos departieron de forma divertida y amigable. Compartieron experiencias y aquí os dejamos un extracto de parte de su conversación.

 

Miquel Pucurull: Ron, cuál es su secreto para no lesionarse?

Ron Hill: Pienso que soy bastante afortunado. Tengo una constitución ligera y no he pensado nunca en las lesiones. Es cuestión de mantenerse saludable corriendo cada día. Este yo creo que sería el secreto.

MP: Una curiosidad, ¿estira antes de correr?

RH: Pues no. En mis tiempos, cuando corría en 2:09 el Maratón, nadie estiraba. Comenzábamos corriendo suavemente y se calentaba y estiraba de forma natural.

MP: Usted dijo una vez que no bebía durante una carrera, ¿todavía lo hace?

RH: Actualmente lo más largo que corro son 10Km. Quiero correr 10 millas o medio maratón pero aún no estoy preparado. Veo gente en una carrera de 5 kilómetros llevando botellas de agua ¡No es necesario! Hidratarse está bien si corres 4 horas en Maratón, porque lo necesitarás, pero si corres en 2h20 no necesitas beber. Además, hay dos razones más por las que no bebo. En mis tiempos te daban agua en vasos de papel y era sumamente complicado beber y correr a la vez. Acababas teniendo problemas con el diafragma. La otra razón es que si bebía empezaba a pensar cuanto faltaba para el siguiente avituallamiento, y yo no quería pensar en ello. Si te das cuenta los kenianos no beben. Ellos sólo se mojan la boca y ya está.

MP: ¿Por qué ahora no corre maratones?

RH: En la década de los 80 corrí dos maratones de Londres por encima de 2h50, y esto me hizo daño. Me pregunte por qué hacía esto, ¡no me estaba divirtiendo, me estaba haciendo daño!

Esperé 5 años más para correr el centenario del Maratón de Boston, la corrí en 3:12 y después de esto decidí acabar con los maratones, y éste fue la última.

A pesar de correr maratones a buen ritmo, de alguna manera mi cuerpo, encontró hasta las medias maratones demasiado fuertes y no fue fácil darme cuenta, esto me hirió. Acabá pensando: bueno, correr es para pasarlo bien, ¿no? No tengo intención de hacer otra, bueno a lo mejor un día lo pruebo a paso cómodo, tengo curiosidad haber qué pasa.

MP: Está corriendo cada día ¿Cómo se imagina el futuro?

RH: Bien, quiero correr cada día hasta el final, ¡es muy saludable! ¿Para que parar? Correr es bueno para el cuerpo y la mente.

La gente me pregunta para qué compito hoy en día. Bien, pues porque me mantiene en forma, no sólo entrenando mejoras. En los últimos 2-3 años he perdido entre 2 y 3 minutos en 10 Km. ¿Qué puedo hacerle? Pues nada, aceptarlo.