Las cosas que nunca debes decirle a un maratoniano

Freaky Run
Las cosas que nunca debes decirle a un maratoniano-535
Algunas frases míticas que oímos los que corremos y que no tienen sentido

Las cosas que nunca debes decirle a un maratoniano

Hay ciertas cosas que nunca nunca nunca se le deben decir a un maratoniano. La cara del maratoniano en cuestión reflejará su indignación proporcionalmente a los kilómetros que lleve entrenados en sus piernas

Más sobre: 

Por el Lunes, 11-03-2013 en

Sin duda pasaréis un rato divertido con las frases que nunca debéis decirle a alguien que corre y menos a un maratoniano que lleva meses preparando un objetivo como el de correr 42k

"No veo que estés perdiendo peso"

Nunca le digas esto a un maratoniano, es de lo peor que le puedes decir cuando está en un plan de entrenamiento. Hay casos de corredores que no bajan de peso, es normal. Uno corre mucho pero también se alimenta como un león, luego juegan variables como genética, metabolismo, etc. Mejor di cosas como "te veo fuerte" o "te veo a tope".

"Correr es aburrido"

No le digas a un maratoniano que se mete tiradas de 32 kilómetros que correr es aburrido. Te mirará con cara rara y pensará si vale la pena explicar por décimo cuarta vez por qué le gusta correr. No opines sobre si correr es aburrido o no. Aunque pienses que es aburrido, deja al maratoniano que lo haga si le gusta. No lo entenderás.

"¿Por qué te preocupas tanto por un dolorcillo de nada?"

Vamos a ver, una lesión es lo peor que le puede ocurrir a un corredor. Puede que sea un pequeño dolorcillo casi insignificante, pero el maratoniano puede pensar que eso es el comienzo de algo mayor que le va a impedir hacer marca, por ejemplo. Especialmente en las últimas semanas de tapering, ni se te ocurra decirle a un maratoniano que por qué se preocupa por un dolorcillo. Déjalo con sus paranoias, la paranoia maratoniana es sana y te hace fuerte mentalmente. Estar todo el día agobiado por un dolor imaginario fortalece la mente.

"¿Estás seguro de que correr una maratón es sano?"

Esto les encanta decirlo a los que no corren. Vamos a dejarlo claro para siempre, correr maratones y pruebas de larga distancia no es sano. Punto. Ahora bien, al maratoniano le importa un carajo que sea sano o no, lo hace por otros motivos. De la misma forma no le digas que cuando tenga 60 años va a tener jodidas las rodillas, eso no es importante cuando quieres rebajar unos segundos a tu marca dentro de mes y medio.

"Vaya pies más feos tienes"

Vale, los corredores no tenemos los pies más bonitos del mundo. Esto fastidia especialmente a las mujeres corredoras. Tener pies feos significa que te has machacado, y eso es motivo de orgullo. Es preferible que digas cosas como "tienes los pies machacados, se nota que te entrenas". Eso sí nos gusta.

"Ya casi estamos ahí, ya no queda nada"

Si dices esto como espectador a un maratoniano en una carrera, asegúrate de que efectivamente quedan menos de tres kilómetros. En caso contrario cierra la boca. Que te digan "ya no queda nada" cuando aún te quedan 10 kilómetros y el Muro te está golpeando con fuerza jode mucho. En serio, jode mucho. De igual manera, si no sabes en qué punto kilométrico estás no digas cosas como "sólo quedan 5 kilómetros", porque como queden 7 en vez de 5 va a ser demoledor para el corredor. Es preferible que te calles y que sólo digas cosas como "vamos campeón" sin variables espacio-temporales.

"No me puedo creer que TÚ vayas a correr una maratón".

Machacarse durante meses es el mayor orgullo del maratoniano, infla su ego y su autoestima, lo convierte en un superhéroe. El maratoniano no necesita que dudes de su decisión para afontar una Maratón. Se machaca cada día y él lo sabe, no dudes de eso ni te sorprendas. Y tampoco saques ningún recuerdo de su pasado de no-corredor con frases del estilo de "Ja, ja, pero si tú eras el gordito de clase".

"¿Cuánta distancia vas a correr en esa Maratón?".

Esto es un clásico que nos ha ocurrido a todos. Veamos, una Maratón son 42.195 metros. La de Nueva York mide lo mismo que la del pueblo de al lado de casa, ¿ok?. La distancia no hace más o menos importante a una Maratón.

"¿No te sientes culpable dejando a la familia sola todo ese tiempo que dedicas a correr?"

 Uff, eso duele. Es un golpe bajo de verdad. Mejor evita este tipo de comentarios, la realidad ya es bastante dolorosa.

El catálogo de frases que no se deben decir a un maratoniano es muy amplio, aquí sólo están algunas de las más clásicas. Seguro que tú tienes muchas más.

 

Relacionados: