Home Material Accesorios Gafas de sol running Rudy Project Fotonyk
Accesorios - Material - lunes, 10-10-2016

Gafas de sol running Rudy Project Fotonyk

Rudy Project es una marca italiana que en los últimos años está sonando mucho en el mundo deporte por la diversidad de artículos disponibles en su catálogo. La firma italiana fundada por Rudy Barbazza y actualmente en manos de su hijo cuenta con cascos, gafas deportivas –para ciclismo, running, golf, vóley playa, tiro, snowboard, etc- e incluso ropa, mochilas y relojes. Con más de 30 años en el sector, han sabido moverse para ofrecer de lo mejor en tecnología para el deporte. Pero bien, nosotros nos centraremos en sus nuevas gafas, las Rudy Project Fotonyk.

Una de sus principales características es la personalización. Las gafas vienen con un color de montura, un color de lentes y un color de bumpers, pero si buscas en su extenso catálogo podrás ver todas las opciones de personalización. 4 colores distintos de lentes –negro, azul, naranja y blanco, éstas últimas fotocrómicas- y 4 colores más de bumpers –negro, blanco, rojo y verde- más un quinto “tipo” de bumper, el ausente, si decides no llevarlo. Además, para escoger la montura en un inicio tienes hasta 4 colores disponibles –negro mate, cristal de grafito, blanco y amarillo fluo.

Y es que en Rudy Project cuidan mucho los detalles.

Las Fotonyk pueden llevar dos tipos de lentes: unas lentes normales -aunque de distintos colores- y las lentes fotocrómicas, que además cuentan con la tecnología Impactrx. En nuestro caso hemos podido probar las de lentes normales, pero también jugamos un ratito con las fotocrómicas. La visión y absorción del sol con las gafas de lentes normales es muy buena, no tendrás deslumbramientos ni molestias causadas por el cambio de luz. Por su parte, las lentes fotocrómicas, es decir, lentes capaces de que sus moléculas internas se ajusten continuamente a la luz, pudiéndose oscurecer o clarecer en condiciones de más o menos intensidad de luz, poseen el Impactrx, una lente antirotura de la casa italiana que, ellos mismos nos aseguran, son irrompibles. Nosotros no jugaremos a “intentar” destrozar el cristal, así que nos fiaremos de las palabras. Pudimos comparar la diferencia entre unas y otras y la conversión de las gafas de mucha luz a poca luz es muy interválica, cosa que favorece una mejor visión y adaptación de las retinas.

La primera impresión que tuve al cogerlas fue el reducido peso del conjunto. Muy ligeras, casi tanto que ni notas que las sostienes en la mano. Declaran un peso de 27,5g con los bumpers o 25,3g sin ellos. Puedes ponerlos y colocarlos sin apenas esfuerzo, tan sólo debes tirar del bumper hacia abajo –van bastante sujetos, pero sin miedo-.

La segunda primera impresión-o experiencia, ya que de primeras impresiones dicen que sólo se puede tener una- fue al colocármelas: una gran sujeción. Aunque no son ajustables lo más mínimo, recogen muy bien para cualquier forma de cara gracias a su diseño y calidad de los materiales –no son maleables como las patillas de las Tralyx, aunque tampoco se puede comparar por su precio-. Otra característica es la capacidad de personalizarla más allá de los colores, podemos llamarla como adaptabilidad. El puente de la nariz es ajustable. Ya tengas un tabique nasal más o menos ancho, seguro que se adaptará perfectamente.

La ventilación es otro de sus puntos fuertes. Si eres de las personas a las que se les empañan las lentes de la gafas, con las Fotonyk seguro que no tendrás este problema. En la parte inferior de la lente cuentan con 2 orificios para dejar en el aire y si le quitas los bumpers, en los laterales también se muestra otro agujero para esta finalidad. Por si todo esto no fuera suficiente para no ventilar también dispone de otros orificios en la parte superior de la lente, entre lente y montura que puedes descubrir si tiras firmemente de la parte más externa de las lentes hacia abajo –también sin miedo, que no se van a romper-.

El logo de la marca se encuentra por encima del tabique nasal, una redondita con tres franjas transversales y dos redondas y en las patillas también está presente el nombre de la marca –Rudy Project-, además de en la parte superior de la lente izquierda.

4 colores de montura, 4 colores de lentes, 4 colores de bumpers –o sin ellos-, normales o fotocrómicas. Tú eliges cuales quieres.

Unas gafas que podrás usarlas para running, tanto por asfalto como por montaña, como en triatlón. de hecho, Fernando Alarza, atleta olímpico y tercero en las Series Mundiales de Triatlón, quién el pasado fin de semana lució las gafas en su victoria en el Triatló de Barcelona.

Con un precio de partida de 99€ son el segundo modelo más económico del escaparate de gafas de la marca.

Más información, de las Fotonyk y Rudy Project.