Home Noticias El atletismo más peculiar (7): Curiosidades de nuestra historia
Noticias - Reportajes - viernes, 16-10-2020

El atletismo más peculiar (7): Curiosidades de nuestra historia

Si todo va según lo previsto, Jesús Ángel García Bragado se convertirá en Tokio 2021, con 51 años, en el atleta de toda la historia con más participaciones (8) en los Juegos Olímpicos, superando a la velocista de origen jamaicano Merlene Ottey (7). Algo inaudito para un atleta, ya que el récord absoluto lo tiene el jinete canadiense especialista en saltos, Ian Millar, con diez participaciones olímpicas.

No todo ha sido malo por culpa de la pandemia. Si se hubieran disputado los Juegos de Tokio este verano, ‘Chuso’ García Bragado, que mañana 17 de octubre cumple 51 años, ya estaría retirado. Además, al contrario de lo que podría pensarse, el aplazamiento le ha venido bien. El exigente Mundial de Doha (2019) le dejó algunos problemas articulares que ahora tiene más tiempo para resolver. Así, lo que otros han visto como un problema, él se lo ha tomado como una oportunidad para llegar mejor preparado al gran objetivo de Tokio.

Billete para Tokio

Con 13 Mundiales (un oro y tres platas), 7 Europeos (una plata y un bronce) y 7 Juegos Olímpicos (dos diplomas) en su haber, el madrileño afincado en Catalunya desde hace dos décadas consiguió el billete para Tokio en Doha. Allí fue octavo en los 50 kilómetros marcha en unas condiciones extremas de calor y humedad. Solo le falta refrendarlo con una marca en torno a 3h48’ (asequible para él) en 2021.

Tras su buena actuación en el último Mundial, aspira a su tercer diploma olímpico en tierras niponas (fue cuarto en Pekín 2008 y quinto en Atenas 2004) y despedirse del atletismo por la puerta grande. Además, cabe recordar que la cita de Tokio será la última vez que se disputen los 50 kilómetros en el programa olímpico.

La vida del campeón mundial en Stuttgart (1993) cambiará mucho a partir del próximo verano y se parecerá más a la de una persona con más de medio siglo. Ya no marchará, pero buscará nuevos talentos que le sucedan y se dedicará más profesionalmente a la podología. Pero hasta ese momento, aún le quedan unos cuantos kilómetros de sacrificio para hacer historia. Desde estas líneas le queremos desear un feliz cumpleaños…por ser un chico excelente.