Home Material GPS Garmin Forerunner 230 HR: la prueba
GPS - Material - martes, 22-12-2015

Garmin Forerunner 230 HR: la prueba

Ha llegado a nuestras manos uno de los relojes multideporte que más ventas e impacto ha conseguido entre los consumidores de estos gadgets: el Garmin Forerunner 230. La marca de navegación americana con sede en Kansas City, nos lleva ofreciendo desde hace varios años unos utensilios para un mercado muy variado. Entre su larga lista de dispositivos, todos ellos destinados a la navegación, cuentan con artículos para automoción, náutica, aviación y lo último del mercado, las pulseras de actividad. Pero aquí no vamos a hablar sobre qué tal va el GPS en el coche… No. En lo que se refiere a este artículo podréis leer la prueba del reloj deportivo Garmin Forerunner 230 HRM con cinta de cardiofrecuencia, un reloj que está al nivel de la competencia en cuanto a tecnología se refiere.

 

Garmin tiene múltiples relojes deportivos para el deporte que quieras (desde destinados solamente a una actividad como running, ciclismo, golf, natación, a multideporte) y también pulseras de actividad. Dentro de la práctica del running, encontramos la gama Forerunner en la cual hay once modelos distintos destinados a complacer todas las expectativas del runner, sea cuál sea. Eso sí, no esperes encontrarte todas las especificaciones y características del reloj tope de gama en el más básico, pero sí que te servirá para lo esencial: distancia, kilómetros y ritmo. Puedes estar seguro. Y por si con el sonido o los pitidos del reloj no tienes suficiente para enterarte incorpora vibración, algo muy útil si eres de los que llevan música mientras practicas actividad física.

Las características que ofrece nuestro reloj en modo carrera, en el cual lo hemos probado a parte del modo ciclismo, encontramos que  puedes realizar un seguimiento de la distancia, ritmo, tiempo, frecuencia cardiaca y el consumo máximo de oxígeno (los dos últimos aspectos hacen necesario el monitor de frecuencia cardíaca).

Además cuenta con distintas funciones de conexión si lo vinculas con un Smartphone, como son las cargas automáticas a Garmin Connect, el seguimiento en tiempo real de la actividad, indicaciones de audio, notificaciones inteligentes y capacidad para compartir en redes sociales.

También lo hemos llevado puesto por la calle sin la necesidad de activar ningún modo de deporte, utilizado como un reloj normal, y cuenta con la ventaja de que realiza el seguimiento de la actividad diaria, haciendo un recuento diario de los pasos, la distancia, las calorías y el sueño. Las características de seguimiento de actividad se dan gracias al acelerómetro integrado, permitiendo contar los pasos y las calorías quemadas a lo largo del día. En el entrenamiento interior también es lo que hace que cuente la distancia y el ritmo que llevas.

Además, tiene distintos mensajes de alerta uno de los cuales te recordará que debes moverte si has estado sentado durante más de una hora. No lo lleves a la oficina o estará pitando cada hora…

Diseño y personalización: Nuestro modelo era en color de esfera negro y correa amarilla, muy llamativo aunque a la vez elegante, no es ese color que se aborrece a los tres días de llevarlo puesto. Tiene un peso realmente bajo (41g) para lo que es y muestra de ello se nota en el grosor de la esfera. La correa es de goma y permite un ajuste muy bueno a cualquier anchura de la muñeca. La esfera es de un tamaño que permite ver claramente los números mientras estamos corriendo o yendo en bici sin tener que distraernos demasiado de la actividad y además cuenta con poder cambiar el contraste de los números con el fondo de la pantalla (números negros y rojos con fondo blanco o núemros blancos con fondo negro) por si en un color no lo ves claramente. Puedes personalizar las distintas pantallas para escoger qué ver en cada una de ellas des del menú de configuración y así poder ponertelo a tu gusto. Yo fuí cambiando esta opción durante los diversos días de uso, pero al fin y al cabo siempre dejaba puesta la pantalla de distancia y tiempo.

Aunque hay algo que sorprende nada más sacarlo de la caja y tocarlo: la ligereza de todos los componente, que le hace ser no todo lo robusto que uno pensaría para un reloj de este tipo y precio. 

Pulsómetro: ¿Qué decir de los pulsómetros hoy en día? La mayoría de ellos funcionan perfectamente y no podría ser diferente el caso del Forerunner 230. La cinta pectoral la reconoce muy rápidamente y la medición es más que corecta. He de decir un par de cosas sobre algo que no juega muy a favor de Garmin: la primera es que el sensor de la banda elástica es demasiado grande, tanto que lo notamos al correr; la segunda es que funciona con ANT+, cuando la tecnología Bluetooth está al orden del día.

GPS: La recepción del GPS es rápida, en la línea de los otros relojes deportivos. A diferencia de algunos de la competencia y semejanza con otros, el Forerunner 230 cuenta también con la tecnología rusa Glonass que se activa cuando la cobertura de GPS es muy baja o nula. En el tiempo que lo hemos probado no se ha cambiado de un sistema a otro porque había buena cobertura. Deciros que si están los dos sistemas activados, la duración de la batería se ve reducida, pero podéis desactivar la dualidad en el modo de ajustes.

Si estás practicando alguna actividad interior y la recepción del GPS no es demasiado buena puedes asociarle el podómetro que Garmin también vende para este dispositivo.

Análisis de datos: Una vez sincronizas el dispositivo con la aplicación Garmin Connect, quedas asombrado de la cantidad de datos que te ofrece. He estado varios días jugando con ella y creo que no he llegado ni a la mitad de su capacidad… En una primera pantalla puedes escoger el modo Deporte en el que encontraras un resumen de las actividades realizadas con toda la información que quieras y necesites. En una segunda pestaña encontraras el modo Salud y bienestar, donde te aparece todo lo relacionado al funcionamiento del reloj sin iniciar ninguna actividad (los pasos realizados). Entrando en la temática del deporte, en el resumen podemos observar de manera muy gráfica la FC, altura, ritmo y cadencia durante la actividad permitiendo realizar el seguimiento sobre el mapa. Como tabla de información vemos la distancia, ritmo medio, altura ganada y calorías. ¿Esto es todo? No. Si nos movemos más abajo aparecen los datos relativos a la FC, altura, dinámica de carrera, velocidad, zonas de FC…. Y un larguísimo etc.

¡Con toda esta información no daréis a basto! Ahora, Garmin se lo ha trabajado de lo lindo

 

Batería: Garmin nos da una duración de la batería en modo entrenamiento, con el gps conectado de 16 horas y hasta 5 semanas en modo reloj. La duración en modo entrenamiento es más que suficiente para las carreras que podamos hacer en terreno llano, si nos desviamos a las montañas… también. No creo que un corredor que tenga el nivel para afrontar una ultra se compre el Forerunner 230, seguramente apuntará al Fénix o al Epix.

Conectividad: el reloj permite conectarlo al ordenador mediante un cable usb y una clavija especial que se encuentra en el lateral derecho del reloj, detrás del botón “start”. El programa con el que podemos realizar entrenos, descargar sesiones y planes de entrenamiento avanzados ya realizados es el Garmin Connect. Con este software puedes incluso personalizar los campos de datos y descargar pantallas para el reloj, widgets y aplicaciones de forma gratuita en Connect IQ. Permite grabar hasta 200 horas de datos de actividad.

 

Algo muy interesante es la incorporación de LiveTrack con el cual podrás competir con amigos o familiares en pasos semanales o carreras, y comparar tus resultados en tiempo real. También puedes utilizar los enlaces de conectividad inalámbrica de la aplicación para recibir las condiciones meteorológicas actuales, pronósticos del tiempo y notificaciones inteligentes directamente en el Forerunner 230.

Cuenta con la personalización de entrenamientos y realizar una programación del tiempo que quieras, incluyendo series, tiradas cortas, tiradas largas, fartlek,… y ajustándolo a un objetivo (distancia, tiempo, pulsaciones). Puedes hacer lo que creas conveniente con tal de sacarlo el máximo rendimiento al reloj. A continuación los ejemplos de los planes que vienen incorporados.

En el pack del reloj con HRM (el que cuenta con cinta de cardiofrecuencia) podemos encontrar el reloj con GPS Forerunner 230, el monitor de frecuencia cardiaca premium con correa blanda, un clip cargador de datos para poder enchufarlo al ordenador y descargarte todos los datos del entreno. Si eres de los que practica el ciclismo puedes comprarte el sensor de velocidad y de cadencia para la bicicleta y más accesorios para obtener más datos acerca de la actividad.

Si optamos por el reloj sin HRM encontraremos lo mismo a excepción del monitor de frecuencia cardíaca premium con correa blanda. Pero puestos a comprar un reloj deportivo, yo optaría por el Forerunner 230 HRM.

Disponible a partir de 249€ el modelo sin HRM y 299€ con HRM y en 3 combinaciones de colores distintas: blanco y negro, morado y blanco, negro y amarillo.

Si quieres más información, deseas comprar el Forerunenr 230 u otros accesorios CLICA AQUÍ