Home Noticias Actualidad Ghirmay Ghebreslassie en la eDreams Mitja Marató de Barcelona
Actualidad - Noticias - martes, 02-02-2016

Ghirmay Ghebreslassie en la eDreams Mitja Marató de Barcelona

Un corredor muy flaco, muy rápido y resistente, que se apellida casi como el del astro etíope Gebrselassie (Haile Gebrselassie) y que en apariencia mide y pesa casi lo mismo, tiene que ser muy bueno. Ghirmay Ghebreslassie lo es y lo demostró ganando el maratón mundialista de Pekín 2015 por sorpresa y sin haber cumplido todavía los veinte años de edad.

El único resultado destacable del joven Ghirmay hasta Pekín era un séptimo lugar en el Mundial junior de cross en 2014. Su victoria en la capital china con 19 años le etiqueta desde entonces como el ganador más joven de los maratones mundialistas.  

Ghirmay no es Gebrselassie, aunque no le importaría serlo. Reconoce que Haile es su ídolo, pese a la rivalidad entre vecinos eritreos y etíopes. En su día, a Haile se le asoció con el emperador de Etiopía, Haile Selassie, antes de cambiar su nombre original, Ras Taffari. De ahí le vino al atleta el sobrenombre de Emperador del fondo mundial.

Ghirmay vive en Asmara, casi a la misma altitud que Addis Abeba, en donde sigue corriendo Haile a diario, con su peculiar gesto en la muñeca izquierda, tan característico como su eterna sonrisa. La herencia de correr con el cuaderno en la mano izquierda para no llegar tarde a la escuela.

Ghirmay no ha querido seguir pegado a los libros y ha dejado la universidad en contra de la opinión familiar. El maratón le absorbe toda su energía. Ahora su meta es revalidar su hazaña en Río y cumplir el sueño de cualquier maratoniano: ser campeón olímpico en la distancia más épica. Haile no lo consiguió. El eritreo tiene toda una carrera por delante para superar a su ídolo, aunque solo sea por la medalla olímpica en maratón.

Como Haile, Ghirmay también es reconocido por su amplia generosidad con el clan familiar, al que reune en su casa de Asmara, incluídos sus training partners, o compañeros de fatigas.  Merhawi Kesete es uno de ellos. Con su entrenador, el holandés Veron Lust  a bordo de una bici, hace las tiradas largas. Con Kesete el trabajo de series. Este último va a ser su fiel compañero de viaje en la eDreams Mitja Marató de Barcelona, el paso previo antes del maratón de Londres en abril y el de Río en agosto.

El flamante campeón del Mundo de maratón quiere reivindicar que su victoria en Pekín no fue un éxito ocasional: Quiero demostrar al mundo que mi victoria en los Campeonatos del Mundo no fue flor de un día”.

El corredor eritreo llega a Barcelona con la intención de llevarse la victoria y batir su propio registro en esta distancia; “Me han hablado muy bien de la eDreams Mitja Marató de Barcelona, y por supuesto soy consciente que aquí consiguió en dos ocasiones, el récord del mundo Florence Kiplagat. Estoy muy contento porque en Barcelona vendré con mi compañero de entrenamiento Merhawi Kesete, así que mi objetivo será subir al pódium y conseguir mi marca personal en esta distancia.”

Ghirmay Ghebreslassie tiene como mejor marca en medio maratón 60.09 minutos. No parece ninguna quimera poder correr por debajo de los 60 minutos en Barcelona y superar de paso el récord del circuito (60.04) de Eliud Kipchoge en 2013. Junto al Maratón de Londres el próximo mes de abril, la eDreams Mitja Marató de Barcelona será una prueba de fuego para medir su estado de forma, de cara a los Juegos Olímpicos de Río que tendrán lugar este verano; Espero llegar a Río y competir por una medalla. Estoy convencido de que será una carrera similar a la de Pekín,  que me fue muy bien”.