Home Noticias Actualidad Griselda González, de maratoniana olímpica a enfermera contra el Covid-19
Actualidad - Noticias - martes, 07-04-2020

Griselda González, de maratoniana olímpica a enfermera contra el Covid-19

Combate a la pandemia en el madrileño Hospital Universitario Puerta del Hierro

De superar al muro en maratón a luchar en primera línea de combate contra el Covid-19. Otro muro que también va a derribar la maratoniana Griselda González, que fue tres veces olímpica. La atleta hispanoargentina, de 54 años, combate a la pandemia en el madrileño Hospital Universitario Puerta del Hierro.

Representó a Argentina en los 10.000 metros de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 y en el maratón de Atlanta 1996. Finalmente, con bandera española corrió la distancia de Filípides en Sidney 2000.

Su mejor marca en los 42k fueron es 2h30’32 en la maratón de Turín del 11 de mayo de 1997. Un estupendo registro que le sirvió para ostentar el récord nacional argentino durante 22 años. Curiosamente, este no fue batido hasta la última maratón de Sevilla, a cargo de Marcela Gómez. En total, González ha completado 20 maratones, en 9 de los cuales paró el crono por debajo de 2 horas y 40 minutos.

Nacida en Buenos Aires y poseedora de la doble nacionalidad, trabaja como auxiliar de enfermería en el Hospital Universitario Puerta de Hierro, ayudando a combatir el coronavirus.

«El miedo debe ser algo controlable»

«El año pasado me gradué como auxiliar de enfermería así que viendo lo que estaba pasando mandé mi currículum a varios hospitales y enseguida me llamaron de casi todos porque necesitaban personal con urgencia para afrontar la pandemia», cuenta en Marca Griselda, que el 23 de marzo dejó su antiguo empleo y el 24 se incorporaba al Puerta de Hierro.

Griselda llevaba una década trabajando como encargada de planta en una residencia para ancianos, pero no ha dudado en dar un paso al frente y situarse en primera línea de combate. «No me da miedo el coronavirus pero me da respeto y me ayuda a tomar las precauciones debidas. El miedo debe ser algo controlable porque si no estaría bloqueada y no haría bien mi trabajo».

En declaraciones a la publicación argentina Más Aire, dijo que «mi planta ya estaba llena cuando llegué y estaban abriendo otras sólo para enfermos de coronavirus. Sabiendo ya lo que pasaba en Italia no me sorprendió lo que me encontré. Al venir del mundo de las residencias estás acostumbrada a tratar con ancianos de todo tipo, algunos que están muy bien pese a tener una edad avanzada y otros que son muy dependientes».

Sirva como inspiración la historia de Griselda González, de maratoniana olímpica a enfermera contra el Covid-19. El ejemplo de una maratoniana de élite que combate a la pandemia en el madrileño Hospital Universitario Puerta del Hierro.