Home Noticias Actualidad Guinness World Record en un maratón con botas de esquí
Actualidad - Noticias - miércoles, 19-06-2019

Guinness World Record en un maratón con botas de esquí

¡Pues has visto bien! En la presente edición del Virgin Money London Marathon no solo muchos corredores batieron sus mejores marcas, no solo hubo momentos épico y graciosos, como el famoso vídeo de un hombre disfrazado del Big Ben que no lograba entrara a meta por culpa de la atura del disfraz, sino que también se batió un récord Guinness. El Guinness World Record de realizar una maratón de asfalto con botas de esquí. Y es que correr los 42.195 metros de una maratón con zapatillas de asfalto ya es una auténtica proeza. Pero hacerlo con unas botas de esquí, no tiene nombre. Y conseguir el Guinness World Record, ¡ya ni te digo!

Pues esto lo consiguió un tipo muy normal, como es Paul Hammett. Corrió los 42,195kms con sus botas de esquí con un tiempo de 5 horas y 32 minutos, rebajando en más de 20 minutos el anterior Guinness World Record. Lejos de parecer y ser una cosa para locos, por lo que se ve es que cada año siempre hay cantidad de corredores que lo prueban.

En 2016, un tal Al Machell, fue el primero al que se le pasó por la cabeza intentar hacerlo realidad. Además corrió totalmente vestido de esquiador. Sí, incluso con un mono -los esquíes ya no…-. Y tiene una historia detrás, pues lo hizo tres días después de que le hiciesen un triple trasplante de riñón y corriendo para recaudar fondos para una Fundación que investiga enfermedades renales. No quedó registro del tiempo… una pena.

En la siguiente edición fue Colin Haylock quien se calzó unas botas y corrió los 42,195 kilómetros en 5 horas y 52 minutos. Esto quedó reflejado en el Libro Guinness de los Records. Además, Colin también lo hizo por una causa benéfica, para la Shooting Star. Logró casi 5.000 libras.

Y llegados a este 2019, el pasado 28 de abril fue Paul Hammett quien recibió el testigo. Paul es un cirujano ortopédico que tenía una buena razón para intentarlo: recaudar fondos para la British Paralympic Association y para la World Orthopaedic Concern.