Home Entrenamiento Hacer ejercicio en casa mejora tus defensas
Entrenamiento - Salud - miércoles, 25-03-2020

Hacer ejercicio en casa mejora tus defensas

Está demostrado que hay una relación directa entre el ejercicio físico y nuestro sistema inmunológico.

Hacer ejercicio en casa mejora tus defensas

No a todos nos gusta hacer ejercicio en casa. Pero ahora, más que nunca, es fundamental para seguir en forma durante estas semanas de confinamiento. Y, sobre todo, para evitar enfermar.  Hay que vencer a la pereza y establecer rutinas. Hacer ejercicio en casa mejora tus defensas.

El artículo de David C. Nieman y Laurel M. Wentz en la publicación ScienceDirect.com habla sobre la influencia de la actividad física en el sistema inmunológico. En el mismo, se recomiendan sesiones de menos de 60 minutos, con una intensidad entre moderada y alta. A grandes rasgos, las conclusiones a las que llega este amplio y recomendable artículo son las siguientes:

-El ejercicio intenso ayuda a nuestro sistema inmunológico, que mejora la actividad de nuestras defensas y la salud metabólica.

-Los datos apoyan una clara relación inversa entre el entrenamiento moderado y el riesgo de enfermedad.

-El ejercicio tiene una influencia antiinflamatoria.

-El riesgo de enfermedad aumenta en los atletas durante los períodos de entrenamiento intenso y la competición.

-El aumento de la ingesta de carbohidratos y polifenoles* es una estrategia nutricional eficaz para reforzar el sistema inmunológico.

-El ejercicio habitual mejora la regulación del sistema inmunológico, retrasando el inicio de los problemas derivados del envejecimiento.

-Los avances en la tecnología de espectrometría** de masas proporcionarán nuevos conocimientos sobre las respuestas del sistema defensivo que proporciona el ejercicio.

*Los polifenoles son un grupo de sustancias que se encuentran en bayas, fresas, té verde, uva, cacao, aceite de oliva, nueces, etc.

** Técnica analítica que permite estudiar compuestos de naturaleza diversa y obtener información cualitativa y cuantitativa.

La inmunología deportiva

Aunque la inmunología deportiva está considerada una nueva área del estudio científico, ya se realizaban estudios a principios del siglo XX. Así, se probó que los atletas que participaron en la Maratón de Boston de 1902 experimentaban cambios en su número de glóbulos blancos parecidos a los de ciertas enfermedades.

El sistema inmunitario es muy sensible al ejercicio. Y el alcance y la duración del mismo reflejan el grado de estrés fisiológico impuesto por la carga de trabajo. El artículo de Nieman y Wentz resume los descubrimientos de la investigación en este campo en las 4 áreas de la inmunología deportiva que han recibido la mayor consideración. Es decir, efectos agudos y crónicos del ejercicio en el sistema inmunitario, beneficios clínicos de esta relación ejercicio-inmunidad, influencias nutricionales en la respuesta inmunitaria al deporte y el efecto del ejercicio sobre la inmunosenescencia. O lo que es lo mismo, el deterioro gradual del sistema inmune provocado por el envejecimiento.

El futuro de la inmunología deportiva aprovechará las nuevas tecnologías para proporcionar nuevos conocimientos sobre las interacciones entre el ejercicio, la nutrición y la función inmune. Para aplicarlo incluso a nivel individual en función de cada individuo. Además, estas metodologías permitirán comprender mejor cómo el ejercicio inducido puede perturbar el sistema inmune, reduciendo el riesgo de enfermedades crónicas comunes. Lo que está claro es que hacer ejercicio en casa mejora tus defensas.