Home Material HOKA ONE ONE BONDI X: la prueba
Material - Zapatillas - viernes, 05-11-2021

HOKA ONE ONE BONDI X: la prueba

HOKA ONE ONE BONDI X: la prueba

Hemos estado probando a fondo las nuevas Bondi X de HOKA ONE ONE, cuya gran novedad es la incorporación de una placa de fibra de carbono que le da un toque de reactividad y mayor estabilidad.

Hasta ahora, prácticamente todas las zapatillas del mercado con placa de carbono están pensadas para buscar el máximo rendimiento en días de competición, sin embargo, la Bondi X no lucha en esa liga, ya que es una zapatilla para el día a día en la que prevalece la amortiguación.

Algunos se preguntarán cuáles son las diferencias entre la Bondi X y la Carbon X 2 si ambas tienen placa de fibra de carbono. Y la verdad es que tienen objetivos muy diferentes. La Carbon X 2 es más ligera y está más enfocada en buscar el máximo rendimiento en días clave, mientras que la Bondi X tiene mucha más amortiguación y está pensada para ser una zapatilla de diario.

La primera vez que vimos la Bondi X, nos llamaron la atención por su volumen, la mires por donde la mires, es una zapatilla grande, alta, con una base amplia y un talón extendido que sobresale un par de centímetros del talón del pie. Aún así, resulta destacable que para ser una zapatilla tan voluminosa tenga un peso relativamente contenido, 300 gr. en talla 9 USA.

Upper

A simple vista es un upper sencillo, pero que funciona muy bien. Está compuesto de una malla con hilo 3D Hot Melt, que le permite ser ligera y bastante transpirable.

El collar tiene un acolchado que envuelve el tendón de aquiles y evita que éste se mueva el tobillo y que corramos más seguros.

También hay que destacar el detalle del tirador que facilita el calzado de la zapatilla que nos ayudará a meter y sacar el pie de la zapatilla.

El upper, en general, me ha gustado mucho, se adapta al pie como un guante, dejando suficiente espacio en la parte delantera para los dedos del pie. Es traspirable y también muy cómodo.

El único inconveniente se lo he notado en la lengüeta. Es un poco corta, sobre todo si quieres utilizar los ojales adicionales, ya que los cordones se quedan al límite, tocando ligeramente la parte superior del pie, lo que podría llegar a provocar alguna rozadura. Yo personalmente no he necesitado utilizar estos últimos ojales.

Mediasuela

En la mediasuela es donde la Bondi X despliega todo su arsenal. Está compuesta por una EVA moldeada por compresión que proporciona una amortiguación progresiva pero sin llegar a ser blanda.

La zapatilla prácticamente no flexa, siendo la geometría meta-rocker con forma de balancín junto con la placa de carbono las que nos ayudan a tener una transición bastante fluida en la pisada.

Siempre pensamos en las placas en términos de propulsión, pero creo que en la Bondi X además de impulso tiene una importante función estabilizadora de la espuma EVA. De hecho, a pesar de la altura de la mediasuela, la zapatilla se siente muy estable gracias a la placa de carbono y a la amplitud de la base.

El talón extendido es una auténtica gozada para aquellos que sean talonadores. En las bajadas, en donde llevas el centro de gravedad un poco hacia atrás, y se talona más, la espuma absorbe totalmente el impacto. A nosotros que no somos muy hábiles en bajadas, tenemos que reconocer que hemos llegado a disfrutar aterrizando de talón.

Aún así, es difícil decir hasta qué punto es necesario una extensión tan pronunciada del talón, ya que en nuestro caso concreto y tras bastantes kilómetros con ellas, a penas ha habido desgaste. Se puede apreciar que al menos 1 centímetro del talón nunca ha llegado a tocar el suelo.

Podemos concluir que la Bondi X tiene 2 partes bien diferenciadas en la pisada, es muy amortiguada en el aterrizaje y relativamente reactiva en la fase de despegue.

Suela

La suela está compuesta por distintos fragmentos de caucho y espuma EVA que entran en contacto con el suelo. La espuma parece ser lo suficientemente duradera como para no desgastarse significativamente. Tras haberle realizado prácticamente 100 kms, la suela no tiene síntomas de desgaste prematuro, por lo que parece que se podrán acumular muchos kilómetros con ella.

Hay que tener en cuenta que si se va a correr por parques con gravilla o algún sendero es fácil que se queden incrustadas piedrecillas en la suela (en la zona de la X). Pero también es verdad que no se siente mientras se está corriendo.

Especificaciones técnicas de las HOKA ONE ONE BONDI X

  • Tipo de zapatilla: Entrenamiento
  • Peso: 300 g (Hombre, talla 9 US) | 257 gr. (Mujer, talla 7 US)
  • Drop: 5 mm
  • Precio: 220 €

 

Recomendación RUNNING.es

  • Tipo de corredor: Peso medio – elevado
  • Distancia: hasta maratón
  • Ritmo: >4’30”/km

 

Conclusiones

Nos ha parecido una zapatilla a la que le pueden sacar provecho diferentes tipos de corredores. Es una buena opción para aquellos corredores más pesados y talonadores que busquen una buena amortiguación con un toque de reactividad en el despegue. Y también para los más ligeros las pueden utilizar para esos rodajes suaves de recuperación, en los que se necesita recuperar la musculatura, ya que la combinación del meta-rocker y la placa pueden ayudar a liberar el exceso de trabajo del sóleo y gemelo.

No por tener placa de fibra de carbono la Bondi X se ha convertido en una zapatilla de competición, pero puede servir para correr un maratón en donde lo que prime sea la amortiguación y no tanto el máximo rendimiento.

Es una zapatilla que se mueve bien a ritmos de 4’30”/km o más lentos. A ritmos más rápidos empieza a costar mover la zapatilla, principalmente por la cantidad de amortiguación que tiene. Personalmente la seguiré utilizando para los días de recuperación y rodajes tranquilos.

Puedes obtener más información sobre las HOKA ONE ONE BONDI X o hacerte con ellas a través de la web de HOKA ONE ONE o también en otras tiendas online como en Sportshoes y en otras tiendas especializadas físicas.