Home Material HOKA ONE ONE ROCKET X: la prueba
Material - Zapatillas - miércoles, 10-03-2021

HOKA ONE ONE ROCKET X: la prueba

HOKA ONE ONE ROCKET X: la prueba

La guerra del carbono en las zapatillas de running sigue su asalto por el trono. En una nueva era tecnológica, donde son muchas las marcas de calzado deportivo que han optado por incorporar placas de carbono en su mediasuela. Buscando recuperar el terreno perdido ante grandes marcas como Nike y adidas, y ofreciéndonos un amplio abanico de posibilidades para cubrir sus necesidades sin renunciar a la última tecnología.

Vivimos una nueva época de innovación y auge tecnológico en el sector del calzado deportivo. Antes las actualizaciones de los diferentes modelos de zapatillas se limitaban a reducir costuras, aligerar el peso y dotarla de una mayor amortiguación y confort. En la actualidad, exigimos zapatillas que mejoren nuestro rendimiento, independientemente del nivel que tengamos. Las marcas de calzado deportivo deben esforzarse por conseguir lanzar al mercado opciones con unas altas prestaciones de confort, ligereza, suavidad y reactividad. Zapatillas que conviertan a los corredores en mejores atletas  y minimice el riesgo de lesión durante la práctica deportiva.

El éxito de la fidelización del cliente es la innovación y la competencia con las grandes marcas. Cada vez son más las personas que practicamos running, y como consecuencia, hay mayores ventas de calzado deportivo. Hay mercado para todos, pero deben estar preparados para ofrecernos aquello que necesitamos.

Hoy por hoy, el uso del carbono en diferentes disciplinas deportivas marca la diferencia. Lo hemos visto en el sector del ciclismo con bicicletas de carbono para conseguir mayor ligereza y aerodinámica..

La famosa placa de carbono

En el calzado deportivo, también se ha conseguido que el carbono marque la diferencia obteniendo una zapatilla ligera, confortable y rápida. La gran mayoría ofrecen un calzado que favorece una inclinación hacia delante adicional, para complementar la geometría de nuestro ciclo natural de la pisada. Sus modificaciones aumentan el rendimiento deportivo, aumentando el riesgo de lesión, por lo que solo se aconseja su uso en competición y no para un entrenamiento diario.

Ante esta situación se nos presenta la siguiente duda: ¿Podemos encontrar una zapatilla versátil, rápida y reactiva que incorpore una tecnología puntera con placa de carbono, pero que no modifique nuestra dinámica de carrera? ¿una zapatilla que no suponga una nueva adaptación de nuestra técnica para usar en nuestros entrenamientos diarios y en competición?

Ante este reto, HOKA ONE ONE lanzó el modelo ROCKET X. Un modelo que incorpora a su catálogo de zapatillas con placa de fibra de carbono, que ya contaba con las Carbon Rocket y las Carbon X, enfocadas para la corta y larga distancia, respectivamente.

La nueva Rocket X vienen para cubrir el hueco que quedaba entre estas dos zapatillas catalogadas como voladoras. Es más amortiguada que la Carbon Rocket pero más reactiva que la Carbon X.

No hay que olvidar, que Hoka One One, fue una marca pionera en reinventar las zapatillas de running del momento. Consiguió crear un modelo de zapatillas maximalistas con una entresuela esponjosa y amortiguada que favorecía una inclinación hacia delante para complementar nuestra pisada natural.

Las Hoka One One Rocket X, parte por parte

A continuación analizaremos las Hoka One One Rocket X. Un modelo que recoge grandes ingredientes entre ellos la placa de carbono de solo 1mm para conseguir la mayor eficiencia y un plus de reactividad.

Las primeras impresiones que hemos tenido es de estar ante la secuela de las Evo Carbon Rocket con un ultraligero upper, una suela más duradera y una entresuela de EVA con mayor grosor y suavidad. Aumentando su drop de 1 a 5 mm.

Un modelo exigente en cuanto a técnica para poder sacar el máximo rendimiento, donde la gran mayoría de corredores no serán capaces de conseguir una carrera rápida y efectiva más allá de la media maratón, mientras que atletas profesionales con un gran nivel de técnica de carrera podrán estirar hasta la distancia maratón.

Upper

Su moderno look, en una atractiva combinación de colores White/Diva Blue (en este modelo) se extiende desde el upper hasta la mediasuela. Al cogerlas, descubrimos su asombrosa ligereza. Esta claro para que tipo de corredor está dirigida: atletas y corredores ligeros con altos ritmos de carrera en corta y media distancia. Para un uso competitivo o entrenamientos diarios en asfalto y pista.

La zona superior es muy aerodinámica gracias a la incorporación de una malla ultraligera, cómoda y transpirable. Su upper consigue mantener el pie fresco y seco en todo momento gracias a sus numerosas perforaciones, a la que se le añaden los logos de marca franco-americana en ambos laterales de la malla.

Empezando por la zona del collar, vemos que Hoka ha aumentado el acolchado de la lengüeta, collar y en el interior del talón (que acostumbra a ser mínimo en zapatillas voladoras). De esta manera alarga su confort y ajuste en distancias más largas. En la zona del talón incorpora un gran reflectante, que constata la intención de Hoka de convertirla en un calzado de entrenamiento, ya que la gran mayoría de competiciones no suelen ser en horas de baja luz.

Al calzarlas, apreciamos una sensación natural en nuestra forma de correr, no tan acentuada hacia delante como otros modelos y marcas que incorporan placa de carbono. No nos hemos visto obligados a variar nuestra técnica de carrera, para conseguir un control total sobre el calzado. Su lengüeta no se mueve en ningún momento y su sistema de lazado ajusta lo necesario para evitar sentir la presión sobre el empeine.

En general, la parte superior de las Rocket X ofrece la configuración ideal para combinar comodidad, una gran transpirabilidad y una sujeción impecable del pie en todo momento, siendo suficientemente cómodas para largas distancias. No obstante, a la hora de escoger nuestra talla, recomendaríamos medio número menos ya que son bastante voluminosas en la zona del antepié y mediopie. Lo que corredores con pies anchos agradecerán.

Mediasuela

Si entramos a analizar la mediasuela de las Rocket X, podemos comprobar que el diseño del esqueleto de las Hoka One One es innegociable, apostando una y otra vez por la estructura Meta-Rocker, logrando así una pequeña inclinación hacia delante en nuestro ciclo natural de pisada y reduciendo el drop entre el talón y los dedos, para conseguir una transición fluida, suave y lo más natural posible, sin requerir mucho esfuerzo.

Se apuesta por la utilización de una entresuela de densidad única, creada con una nueva espuma EVA mucho más ligera, suave y reactiva. Al otorgarle mayor grosor a su mediasuela se consigue una mayor resistencia a la abrasión. En esta espuma de EVA aparecen unas líneas de flexión que nos ayudarán a aumentar la absorción del impacto y a generar un retorno de baja energía.

Este modelo utiliza la misma placa de fibra de carbono reactiva que las Carbon X, colocándola en la zona media del pie y reduciendo su espesor a tan solo 1 mm, garantizando una gran propulsión sin llegar a ser tan agresiva como viene siendo el caso de otros modelos como las Vaporfly y Alphafly, donde la placa se ubica en una parte más adelantada de la zapatilla, acentuando una sensación de vuelco hacia delante.

La combinación de la entresuela de espuma EVA de mayor densidad, la incorporación de la placa de carbono y la geometría Meta-Rocker, trabajan a la perfección para proporcionar el retorno de energía suficiente para una transición suave y eficiente, y esa es la clave de su éxito.

Desde nuestro punto de vista, consideramos que el uso de esta tecnología en este modelo pierde potencial si no atacas de puntas en la fase de apoyo de tu carrera, ya que la sensación de la placa de carbono se concentra en la parte media del pie. Es por ello, que la gran mayoría de corredores que entren de talón no notarán grandes ventajas en cuanto a reactividad. Si que es cierto, que hemos percibimos una extraordinaria propulsión en nuestra carrera, pero sí nos ha otorgado mayor estabilidad y confort a nuestra pisada.

Suela

Su suela nos revela que están diseñadas para volar sobre asfalto y pista. A sacarlas de su zona de confort, hemos podido comprobar que al rodar sobre tierra compacta no son tan reactivas, perdiendo propulsión y rendimiento en la transición de nuestra pisada. Su diseño es prácticamente plano. Incorpora mayor cantidad de goma que su antecesora para ocultar los espacios a través de los cuales se podía observar la placa de carbono. Asimismo, suprime cualquier vestigio de taqueado que restase ligereza y dinamismo a la zapatilla.

En las zonas más expuestas al desgaste, como suelen ser en el antepié y el interior y exterior del talón, se utiliza un caucho empotrado a la mediasuela que mejora la tracción y prolonga la longevidad de nuestra zapatilla.

Como resultado de esta combinación de materiales y la incorporación de líneas de flexión en la parte delantera, conseguimos una transición muy suave y dinámica acompañada de gran tracción, incluso sobre superficies mojadas.

En cuanto al desgaste, hemos podido comprobar que no podremos alargar mucho la vida útil de la zapatilla más allá de aquello para lo que se ha creado. Las hemos probado en múltiples superficies: asfalto, series en pista, tierra compacta, entrenamientos diarios de corta y media distancia,… y con el paso de los kilómetros empezamos a notar su desgaste.

Especificaciones técnicas de las Hoka One One Rocket X

  • Tipo de zapatilla: mixta
  • Peso: 240g (la talla 11US)
  • Precio: 160€
  • Drop: 5mm

Recomendación RUNNING.es

  • Tipo de corredor: corredor de pisada neutra ligero (<65-70Kg)
  • Distancia: Hasta maratón
  • Ritmo: <4min/km

 

Como conclusión, las HOKA ROCKET X son una zapatilla versátil con una buena calidad precio para corredores que nunca antes han corrido con placa de carbono. Pueden usarse a diario o para acumular kilómetros. Una zapatilla mixta que ofrece una transición suave y confortable, que no modifica en exceso la pisada natural del atleta. El secreto de su éxito es una combinación perfecta de ligereza, ajuste, confort, dinamismo, y buena estabilidad para una zapatilla con una discreta placa de carbono.

Puede ser una buena opción si buscas una zapatilla super ligera y versátil, que cuente con lo mínimo e indispensable para hacerla rápida y reactiva. Para días de series como en competición. Puedes encontrarlas en la web de HOKA ONE ONE AQUÍ.