PUBLICIDAD Billboard

Ibuprofeno y running, ¿amigos o enemigos?

Ibuprofeno y running, ¿amigos o enemigos?

PUBLICIDAD Content_1

Una práctica habitual de corredores y, sobre todo, de corredores de larga distancia es el consumo de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) como el ibuprofeno con el objetivo de prevenir posibles daños o dolores musculares. Y así, mejorar nuestra experiencia en la carrera o incluso conseguir mejores resultados.

Ibuprofeno, ¿Amigo o enemigo?

No obstante, parece que tenga el efecto contrario. Este tipo de medicamentos consumidos antes/durante la práctica deportiva pueden aumentar la permeabilidad intestinal para que lleguen compuestos indeseados a la sangre produciendo un estado inflamatorio y aumentando el estrés oxidativo. Por si todo esto te suena a chino, te explicamos dos conceptos para que lo entiendas mejor:

  • Permeabilidad intestinal. Es la capacidad que tienen las paredes del intestino para permitir el paso de nutrientes de la dieta, bloqueando el paso de sustancias tóxicas, bacterias y virus que pueden dañar el organismo
  • Estrés oxidativo. Es un desequilibrio que tiene lugar cuando se acumulan compuestos que no son útiles en nuestro cuerpo. Un exceso de radicales libres y pocos antioxidantes (moléculas que retrasan el proceso oxidativo que sufren las células). Ejercicios muy intensos también provocan un aumento del estrés oxidativo, por eso una recomendación alimentaria es consumir alimentos antioxidantes después de la práctica deportiva.

 

Los AINEs, como el ibuprofeno, afectan a nuestra función hepática, al hígado y pueden producir problemas renales que incluso pueden afectar a nuestro estado de hidratación. Obviamente depende todo esto de la dosis en que se consuma, de la persona y de su situación. Al hacer deporte nuestras necesidades hídricas (de hidratación) son mayores porque perdemos más fluidos y electrolitos a través del sudor.

PUBLICIDAD Content_2

Asimismo, hay otros estudios que hablan que el ibuprofeno durante el entrenamiento de resistencia podría inhibir las adaptaciones positivas sobre nuestros músculos. Y, que después del ejercicio, podría retrasar la curación de músculos, tejidos, ligamentos y huesos del daño causado por el ejercicio. De esas micro-roturas producidas.

Entonces, ¿no debería consumir nunca ibuprofenos?

El objetivo de este artículo no es alarmar ni hacer un boicot a este tipo de medicamentos. Si te lo ha prescrito un médico porque tienes una inflamación que requiere de su uso, la recomendación sería de tomarlo durante unos días. No, tomarlo a modo preventivo en carrera. También es importante permitirle a tu cuerpo que cure. La inflamación es una respuesta normal de nuestro sistema inmunitario frente a una agresión. Es normal que duela, que esté caliente una zona determinada o que no la podamos mover cómodamente.

Nuestra recomendación es que tengas cuidado al usar ibuprofeno y otros AINE durante tus entrenamientos, carreras y sobre todo en eventos de larga distancia. El mito de que el ibuprofeno es bueno en carrera o a modo preventivo, no tiene nada de cierto e incluso puede comprometer tu salud y tu rendimiento.

 

PUBLICIDAD Content_3

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8