Home Noticias Entrevistas Josep María Chéliz, historia viva de la Marató
Entrevistas - Noticias - martes, 10-03-2015

Josep María Chéliz, historia viva de la Marató

Josep María Chéliz, nacido en Naval el 28 de septiembre de 1940, es todo un veterano de la Zuricjh Marató de Barcelona. Ha corrido todas las ediciones que se han celebrado en la ciudad condal (las dos primeras ediciones se corrienron en la localidad gerundense de Palafrugell). En 2015 será la 35ª ocasión que participará en la prueba. Hemos querido hablar con él para conocer cuáles son sus sentimientos y sensaciones antes de esta emocionante “cita”. 

¿Cuáles son sus sensaciones antes de afrontar su 35ª maratón de Barcelona?

“Yo tenía ilusión para correr 25 maratones y una vez hice las 25, quise hacer 10 más. Entonces ha llegado el momento de la 35ª y cumplir el compromiso. Esto no quiere decir que, una vez cumplido mi objetivo quiera abandonar; estoy motivado y con ilusión. Tengo pequeños nervios, una sensación especial, pero a la vez estoy tranquilo por el rodaje que tengo con esta prueba, procurare controlarme. Además, una vez me ponga a correr se me olvidará todo, se me pasarán los nervios y será una carrera más como cada año.”

¿Cuál fue su primera carrera?

“La primera carrera que hice fue en mayo del 1979. Una distancia de 9km. En diciembre del mismo año, participé en una segunda carrera de 4km y  le propuse a Toni Olivella, buen amigo mío, que en marzo del año siguiente podríamos intentar hacer la Maratón de Barcelona. Y así empezó todo.”

¿Qué recuerdo tiene de su primera participación?

“Fue magnífica. El día de Navidad, el compañero con el que iba a entrenar por el Tibidabo y yo mismo, decidimos participar en la Marató, el 16 de marzo. Sólo faltaban 3 meses para la prueba y durante ese periodo entrenamos muy duro. En el 1979 hice la carrera del Corte Inglés y ese día me dije que correría 3 km y pude hacer 9. Entrenábamos en el Tibidabo y tenía las piernas en forma, aun así no dejaba de ser un salto de 9km a 42km. Trabajamos bastante con Toni Olivella y en el primer entreno ya hicimos 15km. Otro día hicimos 25km y ya fue un desafío, pero dos semanas más tarde hice 5 veces la diagonal, sumando un total de 32km. Entonces estaba totalmente convencido de que podría hacer la maratón. Fue un periodo de tiempo vivido con mucha intensidad, pero que logramos el objetivo, pudimos acabar bien y eso es satisfactorio.”

¿Cuál es la edición que recuerda más? ¿Por qué?

“La que más recuerdo fue en el año 2008, ya que quise hacer la Maratón de Barcelona el 2 de marzo, después de volver de Egipto donde hice la Maratón de Luxor el 15 de febrero. Desde el 15 de febrero al 2 de marzo, sólo hice dos entrenamientos. Cuando estaba en el km 15 de la Maratón de Barcelona me quedé literalmente clavado. Intenté andar un poco, no podía correr, así que acabé sentándome en un banco y pensé que tenía que llegar hasta la meta. Así que como pude, continué a ritmo de marcha, entrando reglamentariamente el último de la prueba en 6 horas, el tiempo máximo autorizado por la organización para llegar a meta.”

¿Usted ha vivido todos los cambios de recorrido de la Maratón. ¿Cuál ha sido su preferido? ¿Le gusta el modelo actual?

“Al principio, no es que fueran malos, pero el hecho de cambiar de recorrido, fue una pequeña incógnita siempre. Pero con el grupo que corría del gimnasio, no nos preocupaba el cambio porque en cada maratón éramos un grupo de 10 o 12 personas y hacíamos entrenos de 32km con el recorrido de la Marató, la parte inicial o la parte final, así que podían cambiar el recorrido de la Marató, que no nos influya en demasía. Después los recorridos del pueblo de Mataró, sin ser una maravilla, no estaban mal; luego al entrar a Barcelona por el Poble Nou, eran unos quilómetros feos, con calles misteriosas y que pasaban por debajo de la autovía, luego la parte final de Montjuic recuperaba el encanto del resto de la prueba. Ya a partir del 2006 el recorrido es excelente. Quizá la parte marítima última tienes poca gente, pero esto al corredor motivado le da igual. El recorrido actual es muy bueno”.

¿Como han evolucionado los participantes?

“En cuanto a número no para de crecer. La Marató está en buenas manos y esto se nota. La Marató, en el momento en que hay muchos corredores, también hay muchos espectadores. Pero gracias a la magnitud del evento, problemas como el tráfico quedan solucionados y controlados por la organización, y esto es un punto a favor. Como corredor, mi deseo es que la carrera tenga un reconocimiento como una de las mejores maratones de Europa. En definitiva, ha evolucionado mucho. En la primera éramos unos 600, ¡y ahora participan 20.000!”

¿Qué objetivo se ha marcado para esta edición?

“Yo tengo ya una edad y tengo que controlar mis objetivos, aun así, si estoy corriendo es porque hay motivación e ilusión, y es por eso que te marcas los objetivos. Hay que acabar la carrera con un objetivo digno.”

¿Qué consejo darías a alguien que corre su primera Zurich Marató de Barcelona este año?

“Que en la distancia media maratón tienes que estar igual que en la salida. Hay que salir tranquilo, correr relajado y sin fatiga. Te relajas, cuidas la respiración, miras arriba i tienes que ir a un ritmo tan relajado que ni notes la fatiga. El objetivo es que llegues bien a la mitad del recorrido y, así, puedas afrontar la segunda mitad de la prueba con garantías. La buena maratón para mí es cuando la segunda mitad de la prueba la completas entre 5 y 10min más lenta que la primera mitad. Esta diferencia es fundamental. La clave para cumplir este objetivo es salir con el convencimiento mental de que lo cumplirás. Si finalizas la prueba con menos tiempo en la segunda mitad que en la primera, entonces es excelente.”

¿Cómo ve la evolución del running? ¿Qué diferencias ve entre cuando empezó a correr y ahora?

“Ha sido un proceso gradual. Imagino que por el efecto de la publicidad y de los medios de comunicación. Además, cuando el número de participantes aumenta, creo que esto aun engresca a los demás. Estoy muy contento por eso. Aun así hay que tener precaución. Para participar hay que tener las piernas preparadas y entrenadas, al igual que el sistema cardiorespiratorio. Es excelente que el número de corredores aumente cada año de esa manera, ¡pero hay que estar preparado para evitar lesiones!”