Home Material Kalenji Kiprun LD: La prueba
Material - Zapatillas - lunes, 28-11-2016

Kalenji Kiprun LD: La prueba

En la primavera de 2016 Kalenji (marca de Running y Trail Running del gigante francés Decathlon) presentó su gama 2016 de zapatillas de asfalto y de trail. Entre otras muchas novedades, la desaparición de la Kiprun MD para  su profunda evolución hacia la larga distancia con la Kiprun LD, la nueva espuma para mejorar la amortiguación y absorción de impactos, la inclusión del K-Ring y un concepto novedoso como el K-Only con el que Kalenji presume de haber fabricado unas zapatillas que se adaptan a cualquier tipo de pisada. Realizan esta afirmación basándose en un estudio científico realizado por el Instituto de la Salud de Luxemburgo sobre 372 corredores que realizaron más de 110.000 kilómetros con ellas.

Un pequeño vídeo de lo que ofrece Kalenji con las Kiprun LD:

Las Kiprun LD son el buque insignia de la marca para correr largas distancias que cuentan con un drop de 10 milímetros dentro del estándar del mercado para corredores con necesidad de buena amortiguación, devoradores de kilómetros en un rango de uso desde 10k hasta maratón.

La prueba de estas zapatillas se ha realizado durante la preparación de la Madrid Segovia de 2016 y posterior preparación del Maratón genuino de Atenas. He realizado desde series cortas de 500 metros, series largas  de 2000 metros, rodajes sencillos y tirada larga de más kilometraje, llegando incluso a hacer 24 kilómetros de una tirada.

Suela

La suela presenta dos grandes surcos transversales que facilitan su flexión por esa zona. Compuesto que en el inicio presentó un rápido desgaste en las primeras carreras pero luego estabiliza y mantuvo el mismo aspecto más de 200 kilómetros después. Tienen un taco profundo de unos 4 milímetros que hacen que tengan buen agarre en asfalto seco y caminos de tierra mojados, lugares por los que corro habitualmente, aunque no sean unas zapatillas hechas expresamente para trail. De todas formas, en asfalto mojado no mostraron buenas sensaciones de agarre, sobre todo en pasos de peatones o lugares con hojas secas. Otro inconveniente de la suela es que por la disposición del dibujo se pueden quedar pequeñas piedras incrustadas.

Media suela

Des del primer momento en que te las calzas se nota gran diferencia con la versión anterior que era algo más dura. El esfuerzo de la marca en el desarrollo de nuevas espumas EVA sumado al nuevo concepto K-RING (una especie de "mini donette" adelgazado) incrustado en el talón que disipa los impactos funciona de una forma más que eficiente. En la tirada más larga de 24 kilómetros no presenté fatiga en articulaciones. Es quizás en este terreno donde se muestran más cómodas y sus principales características. Tienen una amortiguación muy amable tirando incluso a blandita en comparación con mis zapatillas habituales. Sin duda unas buenas compañeras para hacer muchos kilómetros a ritmos discretos. En ritmos más exigentes, por ejemplo inferiores a 4´30”/km, no me parecieron demasiado reactivas y en series cortas, cambios de ritmo o cambios de dirección, se notan un poco pesadas -330 gramos para un 43-. Para estas exigencias la marca dispone de otras opciones sin duda mucho más especializadas como las Kiprace o su hermana pequeña Kiprun SD para cortas distancias. Sin embargo, según se van alargando las series, se llevan ritmos más cómodos o incluso en rodajes medios/largos las Kiprun LD encuentran su uso más eficiente, donde una vez alcanzada una velocidad de crucero piden más y más kilómetros sin síntomas de fatiga.

Upper

El upper cuenta con todos los refuerzos termosellados y una parte delantera protegida en la puntera por la continuación del mismo material de la suela, muy útil en el caso de golpear alguna piedra. En la parte delantera también cuenta con un refuerzo cuyas costuras son apreciables en la parte exterior pero que no se notan en la parte interior. La continuación del material del logo Kalenji en los laterales hasta la zona de los cordones ayuda a una mejor sujeción del pie. Cuenta con 2 elementos reflectantes a modo de “branquias” laterales en la parte delantera y otros dos en la parte trasera para ser más visibles en horas nocturnas. La transpiración no es demasiado buena, incluso llegando a sudar los pies en condiciones de clima cálido o tras llevarlas puestas más minutos en series largas. No he tenido problemas de recalentamiento corriendo con ellas en pleno verano pero no destacan especialmente por su transpirabilidad.

Confort y estabilidad

Sin duda es aquí donde más brillan. Fuertemente acolchada en el collar del pie y con una lengüeta clásica también con un generoso acolchado hacen que sean unas zapatillas que se sienten confortables. La lengüeta presenta el clásico y útil pasador para los cordones en su parte central y otro en la parte más baja de los cordones. Respecto a la estabilidad la marca asegura que son unas zapatillas adecuadas para todo tipo de pisadas ya sean corredores con pisada neutra, supinadora o pronadora. Yo soy pronador leve y para mí, puedo decir que tiene un comportamiento bastante uniforme y estable con el paso de los kilómetros. El K-Only, una pieza de color azul que se encuentra en el interior de la zapatilla aporta gran estabilidad impidiendo la flexión lateral. Junto a la pieza de plástico duro de la parte trasera de la zapatilla hacen del chasis un conjunto bastante contundente.

Durabilidad

Actualmente y con unos 220-230 kilómetros, el desgaste en el upper es inexistente. Todas las costuras y termosellados están intactos. La plantilla presenta la normal deformación por el acomodamiento del pie y el asentamiento, cosa que favorece la comodidad. Los acolchados permanecen con el mismo nivel de confort de los primeros kilómetros. Respecto a la amortiguación continua con un comportamiento estable aunque es en la parte de la suela que presenta algún signo de desgaste debido al paso de los kilómetros, concretamente en las partes laterales del pie y sobre todo el talón y medio pie –también puede ser debido a mi tipo de pisada- pero aun mantienen suela y profundidad en los tacos para muchos kilómetros sin problemas. Como curiosidad indicar que en las dos primeras puestas me pareció tenían un desgaste muy apreciable de la suela pero rápidamente se estabilizo durante muchísimos kilómetros. Es como si los primeros kilómetros desgastaran un material de inicio más blando. La durabilidad es uno de los puntos fuertes de estas zapatillas.

Conclusión

Son unas zapatillas “seguras” con las que en la actualidad correr regularmente entre 4 y 5 días a la semana. Sin duda están capacitadas para ser utilizadas por corredores pesados y corredores algo más ligeros para recorrer muchos kilómetros a ritmos cómodos.

El usuario tipo que las puede sacar más partido seria por una parte el corredor que no quiera gastarse tres cifras en unas zapatillas y correr con unas zapatillas “seguras”. Por otro lado la inversión de 79,99€ en estas Kiprun LD mejora lo que recibes respecto a ese mismo importe empleado en adquirir unas zapatillas con este precio “de acceso” de otras marcas especializadas en running.

A favor

-Confortable y con gran durabilidad.

-Buen comportamiento y agarre en caminos de tierra ligeramente embarrados.

-Relación calidad/precio.

-Versatilidad tipología de usuario.

A mejorar

-Agarre en asfalto mojado y hoja seca.

-Etiquetas internas

-Transpirabilidad