La Behobia -San Sebastián, por Chema Martínez