Home Salud La cinta de correr es el nuevo protagonista en este confinamiento
Salud - martes, 21-04-2020

La cinta de correr es el nuevo protagonista en este confinamiento

Para adaptarnos a la nueva situación, la cinta o tapiz es el nuevo protagonista en las carreras en casa.

Según los expertos este confinamiento ha cambiado nuestras prioridades. En general, damos más importancia a la salud y los cambios se notan en cambios alimentarios y de ejercicio que muchos estamos adaptando para no perder la forma. En relación con el ejercicio físico, un claro ejemplo ha sido el gran aumento de ventas en los productos de gimnasio. Se estima que el incremento en el número de cintas de correr adquiridas online, durante estos últimos 30 días, ha crecido hasta un 450%. Ahora que muchos han sustituido su escenario habitual de entrenamientos (calle, parques, senderos, carreteras y/o pistas) por una cinta en casa, es importante tener en cuenta ciertos aspectos. Uno de los más importante es el cuidado y la recuperación muscular. Y es que, en contra de lo que pueda parecer, correr en cinta de manera continuada supone varios cambios en el movimiento habitual de nuestros músculos:

  1. No realizamos tanta fuerza de tracción en la fase de apoyo e impulso del pie. La cinta está en movimiento por lo que no es necesario ejercer tanta fuerza para desplazarse como corriendo fuera. En terrenos fijos se requiere de más fuerza para mover todo nuestra peso. Los movimientos musculares derivados de este cambio en la forma habitual de correr podrán resultar en pequeñas sobrecargas al principio. Hasta que nuestro cuerpo se vaya adaptando y ajustando a esta nueva actividad.
  2. Otro aspecto importante es la superficie donde cae el pie en la fase de apoyo y despegue. Aunque el tapiz de la cinta es una superficie que transmite la sensación de amortiguación, lo cierto es que en realidad genera mucha más vibración. En carrera el pie sufre un número alto de impactos que podrían multiplicarse por estas vibraciones extras del tapiz, provocando, en algunos casos, pequeñas sobrecargas en los tejidos blandos como fascias, tendones, etc.

En definitiva, al producirse un cambio en la superficie habitual de entrenamiento, el cuerpo reacciona y necesita de un periodo de adaptación. Hasta ahora estaba acostumbrado a unas superficies y unas formas de correr, que ahora deben de reeducarse desde cero. Por esta razón, ahora y siempre, hay que seguir prestando mucha importancia a la recuperación de nuestros pies. Una opción para acelerar y mejorar este proceso es el uso de zapatillas diseñadas especialmente para esto como las que fabrica Oofos. La primera marca de calzado dedicada exclusivamente a la recuperación post carrera, minimizando el estrés sufrido por el pie durante el entrenamiento diario. La espuma OOfoam de estos zapatos permite absorber el impacto del cuerpo contra el suelo al caminar (hasta un 37% más que cualquier otro) y consegue un movimiento natural del pie favoreciendo la relajación muscular.