fbpx
PUBLICIDAD Billboard

La fuerza de voluntad también se entrena

“Soy un poco vago a la hora de seguir el plan de entrenamiento. Mi limitación es la fuerza de voluntad. No importa, Sé que puedo superarlo. Voy a superarlo.”

PUBLICIDAD Content_1

No hay que tener miedo a averiguar en qué aspectos de tu vida estás limitado. Creer que se es bueno en todas y cada una de las cosas que hacemos tan solo puede llevarnos a un perfeccionismo asfixiante y a una inmovilidad que, al contrario de lo que podamos creer, nos cuarta el crecimiento.

Así pues, saber donde fallamos es bueno. El secreto es DECIDIR qué hacemos con dicha información. Si las limitaciones te sirven para JUSTIFICARTE, LAMENTARTE o CULPABILIZAR a los demás, no estarás haciendo un buen uso de ellas. Puedes escoger, por el contrario, tomar otra postura más adaptativa: ACEPTAR e intentar SUPERARTE.

Ese deseo de ser cada día un poco mejor, esas ganas de estirarte un poquito más, porque “te ponen las dificultades”, SE ENTRENA. Y todo empieza con tu manera de pensar. Así pues, háblate en términos de retos, ilusiones, objetivos a alcanzar, pasión, actividad…¡y despereza tus sentidos!

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8