Home Entrenamiento Consejos La importancia de la vuelta a la calma después de correr
Consejos - Entrenamiento - miércoles, 19-07-2017

La importancia de la vuelta a la calma después de correr

Siempre se habla de la importancia del calentamiento antes de empezar a realizar un ejercicio físico, pero ¿le das la misma importancia a la vuelta a la calma?

Una adecuada vuelta a la calma es importante ya que nos ayudará a recuperarnos correctamente y afrontar el siguiente entrenamiento con mayores garantías.

Considera la vuelta a la calma como lo harías al cerrar el ordenador con la opción “apagar el equipo” del menú principal. Hacer lo contrario supondría desenchufar directamente el cable de la red eléctrica. Cuando apagas tu ordenador correctamente este se encarga de cerrar aplicaciones de forma ordenada, se apaga por fases, etc…nuestro cuerpo, tras un ejercicio físico, actúa de forma similar para volver a la homeostasis, y la vuelta a la calma ayuda enormemente en este proceso.

Una parada espontánea e inmediata del ejercicio dificulta el retorno venoso (especialmente en ambientes cálidos), lo que hace que tu temperatura corporal se mantenga elevada durante mucho más tiempo del necesario. Además puedes llegar a sufrir una bajada brusca de la presión arterial si el esfuerzo es muy intenso. Como ves, no vuelta a la calma tiene connotaciones negativas para tu salud, y además no realizara, compromete la recuperación y la asimilación del entrenamiento.

Una posible recomendación sería realizar una vuelta a la calma de entre 5-20min a una intensidad entre el 45-55% VO2máx y directamente proporcional a la intensidad de la sesión (a mayor intensidad de la sesión, mayor duración de la vuelta a la calma), seguido de otras técnicas de recuperación (liberación miofascial, crioterapia…).