Home Noticias Actualidad La llama sigue en Río
Actualidad - Noticias - miércoles, 24-08-2016

La llama sigue en Río

Si nos remontamos a más de 25 años atrás, en el barrio de Mangueira, un barrio humilde de Río de Janeiro, se abrió un centro comunitario y deportivo para proporcionar a la zona, famosa por la samba, oportunidades sociales y de recreación dentro de una amplia variedad de deportes. Al centro le pusieron el nombre de Villa Olímpica. Años más tarde, el Ayuntamiento de Río difundió la idea de para qué habían montado la Villa Olímpica por toda la ciudad y hacer lo mismo en distintos partes de la ciudad.

En la actualidad hay un total de 22 Villas Olímpicas en Río, que acogen a más de 25.000 niños. Algunas de las villas están en las zonas menos desarrolladas y con menos recursos de la ciudad, con problemas de seguridad, falta de infraestructuras de comunicaciones que limitan el desplazamiento obligando a los niños a jugar más allá de un kilómetro de su hogar. Todo esto influye a que los jóvenes brasileños sean los más sedentarios de Latinoamérica. Para poner remedio, Nike se ha asociado con la ciudad de Río para mejorar la programación juvenil en las 22 villas.

Mark Parker, el presidente y CEO de Nike, Inc. y Trevor Edwards, el presidente de la marca Nike, junto con deportistas de élite como Carl Lewis, han estado en la Villa Olímpica Encantado, situada bajo el puente Linha Amarela.  Encantado fue la primera villa renovada de la ciudad. Las villas son renovadas por peticiones basadas en consultas a la ciudad, representantes comunitarios, expertos en juventud, diferentes ONG y artistas locales, entre otros.

Mark Parker da su opinión acerca de la colaboración: «Estoy muy contento de haber podido visitar la villa Encantado hace unas semanas, junto con la leyenda del atletismo Carl Lewis. Me recordó el poder del deporte para animar a la gente y ofrecerle una vida más dinámica y enérgica. En Nike, sabemos que el deporte cambia vidas y somos conscientes de la importancia de facilitar lugares seguros para que los niños sean activos y sociables. Nos hemos comprometido a ayudar a los niños a descubrir su amor por la actividad física y a darles suficientes oportunidades para que alcancen su máximo potencial. Estas villas olímpicas son el motor de este esfuerzo, el lugar donde los niños realmente pueden vivir experiencias de cambio».

Además de la ya renovada villa de Encantado, hay tres villas más – Caju, Clara Nunes y Mato Alto– que están siendo renovadas, mientras las 22 villas reciben formación en programación juvenil, además de productos y equipación Nike.

«Río tiene más de 160 barrios y 6,4 millones de personas — explica Alice Gismonti, directora de programas de impacto comunitario de Nike en Brasil—. Sería imposible llevar a los niños a los programas: necesitamos traer los programas a los niños. Si somos capaces de crear un programa en toda la ciudad donde esos niños puedan empezar a vivir el deporte en todas sus facetas, podemos cambiar la forma de ver el deporte que esta nueva generación de niños tenga en un futuro».