fbpx
PUBLICIDAD Billboard

La luxación de clavícula: el signo de la tecla

El signo de la tecla es el nombre que recibe la luxación de clavícula cuando se rompe el ligamento coracoclavicular.

PUBLICIDAD Content_1

La clavícula es un hueso alargado y en forma se “S” que va del esternón al acromion (hombro). En su parte lateral está unida al acromion gracias al ligamento coracoclavicular, un ligamento dividido en dos (trapezoide y cónico). Son fuertes y resistentes pero en un accidente como las caídas en las que se apoyan las manos al suelo para frenar el impacto, estos ligamentos pueden lesionarse.

Si los ligamentos se rompen -tanto de manera parcial como de manera tota-) la clavícula pierde el “agarre” que tiene con el acromion y sobresale hacia arriba en la zona del trapecio superior. Es decir, su parte unida al esternón se mantiene como estaba pero la parte acromial se levanta. Este acontecimiento asemeja a una tecla de piano en el hombro, que puede ser presionada hacia abajo y que vuelve a subir cuando se deja de presionar.

Esta es la razón por la que esta lesión, cuando se presenta, recibe el diagnóstico de “tecla del piano positiva”. El tratamiento, en la mayoría de los casos, consistirá en inmovilizar el hombro lo mejor posible y facilitar la reparación de los ligamentos dañados antes de regresar a la carga.

Al igual que los esguinces en el tobillo, la correcta rehabilitación evitará futuras recaídas, que es algo que se produce con mucha frecuencia. 

PUBLICIDAD Content_2

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8