Home Noticias Actualidad La nueva píldora mágica para cuidar de los atletas
Actualidad - Noticias - jueves, 22-08-2019

La nueva píldora mágica para cuidar de los atletas

Los atletas que participarán en el Campeonato Mundial de Atletismo de Doha, que empezará el mes que viene, podrán participar en la prueba piloto de una nueva pastilla electrónica que monitoreará su temperatura corporal. La idea de esta pastilla es proteger los atletas contra los problemas que ocasionan las temperaturas extremas en el rendimiento y salud de estos. La pastilla tendrá que ingerirse unas horas antes del evento en el que participarán y gracias a su tecnología podremos obtener la información biológica completa de los participantes en los diferentes eventos. Se trata de una pastilla de 1,7g, ligera y del mismo tamaño que cualquier otro medicamento, lo que permitirá que recorra el sistema digestivo sin problema y que pueda ser excretado pasadas 12-48h tras la toma. Es perfectamente segura y no incorpora ningún tipo de medicación. Solo lleva un chip que se activa al iniciar el evento de cada atleta.

Este dispositivo que ahora se probará fue ideado realmente de cara a los Juegos Olímpicos (JJOO) de Tokyo de 2020 para combatir los efectos que puedan tener las temperaturas extremas. Una manera de evitar hipertermias, sofocos, lesiones, colapsos e incluso situaciones peores.

La pastilla fue desarrollada por Yannis Pitsiladis, profesor de la Universidad de Brighton (UK) junto a la IAAF y al Comité Olímpico Internacional. Quienes no solo controlarán los estados de los atletas, sino también la información meteorológica a través de estaciones y satélites. Primero en Doha para comprobar el buen funcionamiento del aparato y a continuación en Tokyo. "Esto nos ayudará a proteger a los atletas no solo en los Juegos sino también después de estos", dice Pitsiladis. "Una situación como la que le ocurrió a Callum Hawkins podría evitarse con la tecnología disponible ahora", tratando el tema de este atleta que se derrumbó a 2km de la meta.

Las altas temperaturas en Japón durante estos meses han causado la muerte de al menos 57 personas y se esperan que estarán alrededor de los 30ºC el año que viene cuando se celebren los JJOO. Es por ello que incluso se ha decidido adelantar las pruebas y empezar a las 6 de la mañana para evitar las peores horas de calor.