Home Noticias La vuelta al cole
Noticias - Reportajes - lunes, 12-09-2016

La vuelta al cole

Es 12 de septiembre, podría ser como cualquier otro día de la semana, o cualquier otro día del mes, pero en este 2016 el 12 de septiembre significa un punto y aparte. Este 12 de septiembre es el día de “La vuelta al cole”, de los niños y niñas del hogar. Mi hijo, por supuesto también, pero no es sólo la vuelta al cole de los hijos ¡también el de las madres y mi particular vuelta! Y en este caso, no sé qué refrán se adapta mejor: ¡A la vejez, viruelas!, o, preferiblemente, Nunca es tarde si la dicha es buena. Pero apostaría más por el segundo, porque vieja, vieja, pues la verdad es que no me siento.

Llevo ya un tiempo con la sensación de que me falta algo… es una de esas sensaciones que, quizás, son preludio de un cambio… ojalá. Si así fuera, se cumpliría un sueño; por lo menos, un sueño acorde a mis deseos actuales.

He hipotecado las mañanas de los sábados de unos cuantos meses… como si tuviera ya poco que hacer compaginando lo mejor que puedo el trabajo, la familia, la casa, los entrenos y los imprevistos que van surgiendo en el día a día… a todo esto toca añadirle el estudio.

Pero ya dicen eso de que “sarna con gusto no pica” y de momento, no siento necesidad de rascar. Bueno, rascar “sólo” el bolsillo.

Y es que me he inscrito a un curso relacionado con la formación y el deporte. Estoy realmente ilusionada, aunque por otro lado, tengo muchas dudas. ¿Seré la abuela de la clase? ¿Podré sacarle provecho profesionalmente? ¿O ya estoy “caducada”? La verdad es que yo no sabría qué responder. Pero lo que tengo muy claro es que si no lo intento, estas dudas quedarán para siempre en el aire, sin respuesta.

He escogido una escuela que, si hablásemos de perros, diría que tiene “pedigree”. En su sector, tiene un cierto renombre y por referencias de conocidos que se han formado allí, parece que el nivel es alto y se puede pensar en un futuro profesional al finalizar el curso, que en mi caso, serán dos. Así que espero haber hecho la apuesta correcta, aunque en principio, seguiré mi actividad laboral actual e intentaré compaginarla con ésta nueva.

Tengo la suerte de contar con una familia estupenda que, cuando les hablé de este nuevo proyecto, me apoyó incondicionalmente desde el primer momento, animándome a probar y a ver cómo se va definiendo el tema; a ver si he encontrado una llave que me abra nuevas puertas…