Home Noticias Lecciones que nos enseña el Maratón (I)
Noticias - Reportajes - martes, 03-05-2016

Lecciones que nos enseña el Maratón (I)

En el primer artículo de una nueva serie sobre la vida empresarial y el running analizamos la experiencia única de correr una maratón y el aprendizaje que conlleva para la vida personal y profesional.

Estos días hay decenas de miles de personas con gemelos destrozados y uñas negras. Quizás cumplieron sus objetivos deportivos en las maratones de primavera (Londres, Praga, Barcelona, Madrid o París), o quizás no. Pero, sentados de nuevo en la rutina de trabajo, merece la pena reflexionar sobre la experiencia única del maratón y sobre qué significa en un sentido más amplio.

Es algo que he hecho los últimos meses. Soy corredor desde hace muchos años – un cuarto de siglo – y empecé el entrenamiento estructurado con solo 13 años. He competido en todo el mundo, entrenando con atletas del más alto nivel. Pero soy novato en el maratón. Hice mi primer maratón en San Sebastián en noviembre de 2015 y mi segundo en Barcelona este mismo año. Ambos me han impactado. Muchísimo.

Por supuesto, después de correr un maratón nos quedamos con la disciplina del entrenamiento, con el esfuerzo y el dolor de la carrera, y con la conexión humana que aporta un evento de participación masiva. Pero todo esto son cosas que se pueden aplicar a varios eventos deportivos. Aquí presento el primero de cuatro aspectos que, en mi opinión, son únicos del maratón, y como veremos son directamente aplicables a la vida y a los negocios.

Mantenga la calma durante los ratos complicados

En San Sebastián sufrí justo después de la media. En Barcelona me encontré fatal durante los primeros 10 km. En un maratón, da igual el nivel de preparación, pasarás algún mal momento. La clave es no rendirse al pánico. Intenta realizar un diagnóstico, y reaccionar. ¿Es físico?, ¿es mental?, ¿relacionado con las bebidas ingeridas?

La vida empresarial es, por supuesto, una montaña rusa. Creo que una cita del autor Charles Swindoll aplica bien aquí: “El 10% de la vida está relacionado con lo que te pasa, el 90% de la vida está relacionado por la forma en como reaccionas”. Todos tenemos dificultades en un momento u otro. Simplemente por reconocer el “nosotros”, que no estás solo pasando por  momentos delicados, es una ayuda en sí. Y los momentos difíciles pasarán. Sigue fiel a tu mismo, haz las cosas que haces y hazlas bien.

En San Sebastián tenía el miedo de lo desconocido dado que era mi primera carrera más larga que la media maratón. Me concentré en el hecho de correr la segunda media en 1:30, algo bastante sencillo para mí y que me permitiría cumplir el objetivo principal de bajar de las 3 horas. En Barcelona el problema fue la sobrehidratación justo antes de la salida (en otras palabras, ¡tenía que hacer un pis!), cosa que no es tan fácil de solucionar cuando corres rápido. Mantuve la calma, atento a las oportunidades para parar y minimizar el tiempo perdido, y seguí el plan de los parciales hasta entonces.

En vuestro caso, ¿cuáles han sido los momentos difíciles en vuestros maratones? ¿Podéis aplicar el mismo juicio en otros entornos como los negocios y la vida en general? ¡Escríbanos al email de abajo!

 

La serie del business running se ofrece en colaboración con The Leadership Academy of Barcelona [LAB]. Somos líderes mundiales en el desarrollo profesional mediante la mejora de la salud dentro de la empresa. Mándanos tus preguntas, ideas y sugerencias para los próximos posts a: running@thelabcn.com.

El autor, Steven McGregor (@spmacg), es CEO de The LAB y corre para el equipo FC Barcelona.