Home Noticias Actualidad Los beneficios de la actividad física en los adultos
Actualidad - Noticias - jueves, 19-09-2013

Los beneficios de la actividad física en los adultos

La OMS (Organización Mundial para la Salud) ha publicado un estudio sobre Recomendaciones mundiales sobre actividad física para la salud, que tiene por objeto prevenir enfermedades mediante la práctica de actividad física.

Niveles recomendados de actividad física para la salud de 18 a 64 años

Con el fin de mejorar las funciones cardiorrespiratorias y musculares y la salud ósea y de reducir el riesgo de ENT y depresión, se recomienda a los adultos de 18 a 64 años que:

–          Dediquen como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.

–          Que, a fin de obtener aún mayores beneficios para la salud, los adultos de este grupo de edades aumenten hasta 300 minutos por semana la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien hasta 150 minutos semanales de actividad física intensa aeróbica, o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.

–          Dos veces o más por semana, realicen actividades de fortalecimiento de los grandes grupos musculares.

Hay muchas maneras de acumular el total de 150 minutos semanales. El concepto de acumulación se refiere a la meta de dedicar en total cada semana 150 minutos a realizar alguna actividad, incluida la posibilidad de dedicar a esas actividades intervalos más breves, al menos de 10 minutos cada uno, espaciados a lo largo de la semana, y sumar luego esos intervalos: por ejemplo 30 minutos de actividad de intensidad moderada cinco veces a la semana.

Efectos beneficiosos de la actividad física en los adultos:

En general, una sólida evidencia demuestra que, en comparación con los hombres y mujeres adultos menos activos, las personas más activas:

–          presentan menores tasas de mortalidad por todas las causas: cardiopatía coronaria, hipertensión, accidentes cerebrovasculares, diabetes de tipo 2, síndrome metabólico, cáncer de colon y mama, y depresión.

–          Probablemente tienen un menor riesgo de fractura de cadera o columna.

–          Presentan un mejor funcionamiento de sus sistemas cardiorrespiratorio y muscular, y mantienen más fácilmente el peso, y tienen una mejor masa y composición corporal.