Home Material Mallas compresión 2XU: la prueba
Material - Textil - lunes, 02-03-2015

Mallas compresión 2XU: la prueba

Cuando uno se mete en esto del running, inevitablemente quiere cada vez ir a más. La gracia de este deporte es, en cierta manera, superarse a uno mismo. Llega el punto en que, si queremos mejorar, debemos cuidar más los detalles: una correcta alimentación, un entrenamiento bien planificado y también utilizar el material adecuado para obtener un mejor rendimiento. Es por eso que cuando empezamos a incrementar los kilómetros o la intensidad de nuestras tiradas, somos más propensos a sufrir calambres o, en el peor de los casos,  lesiones musculares.

Si tomo como referencia mi experiencia personal, tanto en las carreras de montaña (con muchos cambios de desnivel) y en las maratones de asfalto, suelo sufrir calambres en los isquiotibiales y cuádriceps cuando la fatiga muscular es muy elevada. Así pues, las mallas de compresión 2XU me vinieron que ni pintadas. Y es que cabe decir que las piezas de compresión tienen unos efectos muy beneficiosos para nuestra musculatura. Su principal efecto es el de contención del músculo y, por tanto, reducción de la vibración y oscilación del mismo. Con ello se minimiza el daño a nuestras fibras y se retrasa la fatiga, por lo que prevenimos la aparición de los temidos calambres.

Lo bueno que he notado de llevarlas puestas, más allá de la comodidad, es precisamente el no apreciar que las llevas. Eso es buena señal, si en una tirada larga y exigente no has notado nada es que han cumplido con su cometido. Los 360º de compresión de los tejidos consiguen una presión alrededor del músculo, relajando las paredes de las arterias. Al haber una mejor circulación sanguínea, se facilita el lavado de lactatos y desechos metabólicos por lo que, lógicamente, aguantaremos más rato a un ritmo elevado y podremos hacer mejores tiempos, así como tener una más rápida recuperación. El sistema de compresión que utilizan es gradual, ya que las mallas son más compresivas en los puntos más alejados del corazón. De esta manera se mejora el retorno de flujo sanguíneo y nos da una mayor oxigenación muscular.

Las mallas 2XU están fabricadas en un 20% de lycra y un 80% de nylon. Es una prenda ligera, resistente, transpirable y con una alta durabilidad. Eso sí, es conveniente darles un cuidado especial y no lavarlas con agua caliente. Tiene una composición delicada y para que pueda mantener intactas sus propiedades tampoco es conveniente usar la secadora con ellas, mejor tenderlas.

En definitiva, con estas mallas tendremos ese complemento perfecto para seguir mejorando en el día a día de nuestro deporte. Podemos utilizarlas para un mejor calentamiento antes de las series o en entrenamientos o competiciones muy exigentes muscularmente para prevenir lesiones. También podemos usarlas una vez concluida la actividad física, de esta manera recuperaremos la musculatura en un menor tiempo.

Compartir

SUSCRÍBETE PARA ESTAR AL DÍA

Si quieres estar al día de toda la información de running.es y ser el primero en enterarte de nuestras noticias, consejos, concursos y promociones, ya puedes apuntarte a nuestra newsletter.

Don't worry, we don't spam.