Home Carreras Marató Costa Daurada Tarragona 2017 desde el dorsal
Carreras - Previa - lunes, 18-01-2016

Marató Costa Daurada Tarragona 2017 desde el dorsal

El 12 de diciembre corrí el Maratón de Lanzarote y a pesar de la dureza del mismo y de no pasarlo muy bien en carrera, no terminé como en los últimos maratones, cansada mentalmente hasta el punto de no querer volver a correr la distancia en meses. A la semana siguiente decidí que quería correr en la Marató Costa Daurada Tarragona 2017 y como había distancia de 30km me pareció perfecto. Lo que realmente te deja KO en un maratón es del 30 al 42, así que 30km se me antojaban perfectamente asumibles.

Con las navidades de por medio, pocos entrenos específicos pude hacer. Sí muchos kms, bastantes entrenamientos en la tapia de la casa de campo en Madrid y quizás 2-3 días de chispillas pero sin llegar a los agotadores y agónicos entrenos de series cuando prepararas maratón.Esa era mi principal duda en la línea de salida de la carrera. Sabía que llevaba km pero me faltaba ritmo y pensaba que podía sobrevivir con el trabajo hecho para Lanzarote.

Llegamos el sábado a mediodía a Tarragona, recogimos dorsal y a las 16:30 di una pequeña charla sobre mujer, maratón y redes sociales. Asistí a la mesa redonda de atletas de élite y después nos fuimos a ver la películoa de “Fiz. Puro Maratón”.

La película da para otra artículo. En serio. La vida de Martín Fiz no ha sido fácil pero es un claro ejemplo de lucha, esfuerzo y superación; si tenéis la oportunidad de verla no la desaprovechéis.

Las carreras empezaron todas a la misma hora. A las 9:00AM. La primera parte, que se correspondía con la carrera de 10km, muy favorable. La mayor parte de ésta transcurre por la zona del Espigón en el puerto deportivo de Tarragona y es como si corrieras en una pista. Tal cual. Muy llano aunque también con algo de viento. Todos pasamos por la zona de meta, los de los 10km ya terminaban y seguimos los de los 30km y el maratón.

Y ya es aquí cuando se complica todo. Te sacan a las afueras de Tarragona y es un continuo rompepiernas, subidas, bajadas…imposible coger ritmo. Así que yo me dediqué a disfrutar de las sensaciones (de esas que pican), a intentar no irme mucho de ritmo, aprovechar las bajadas para recuperar segundos y cuidar de que mis piernas no se cargaran demasiado. Algo dificil si al final intentas mantener el ritmo de carrera. Solo pensaba en llegar viva al km 20 e intentar apretar ahí.

Vuelves de nuevo a Tarragona y el medio maratón ya está en la zona de la playa. Y es a partir de aquí, si te has dosificado bien puedes dar cera. Al menos así lo hice yo. A diferencia de un maratón, cuando pasas el 21 piensas que aún te quedan otrpos 21. Yo ayer cuando pasé el 21 pensé, “solo te quedan 9km, apreta el culo guapa”.

Y eso hice. Fui poco a poco ganando segundos por km y terminé como me gusta, más rápida de cómo había empezado, no muy machacada aunque sí cansada y muy contenta por como habían salido las cosas.

A nivel de carrera deciros que es una carrera muy top. Si bien el circuito es duro y no especialmente llamativo, la espléndida organización y el mimo de los voluntarios hacen la Marató Costa Daurada se vaya a convertir en un referente de carreras de invierno. Así que, apuntadla en vuestro calendario porque os la recomiendo de veras.