fbpx
PUBLICIDAD Billboard
Fotos: Archivo familiar

Margot Moles, una pionera del atletismo femenino

Campeona de lanzamiento con disco y pionera del atletismo femenino. Tres veces campeona de hockey con el Atlético Madrid y primera campeona nacional de esquí a nivel oficial. Todo esto y mucho más fue Margot Moles, una verdadera estrella y pionera del deporte femenino en España. Hoy se cumplen 35 años de su muerte y por eso dedicamos unas líneas a recordar su asombrosa historia.

PUBLICIDAD Content_1

Nació en Tarrasa un 12 de octubre de 1910, en el seno de una familia de intelectuales catalanes con inclinaciones republicanas. Su padre, Pedro Moles, era maestro y licenciado en Filosofía y Letras. En 1927 le surgió una oportunidad para trabajar en el Instituto-Escuela de Madrid y toda la familia se mudó a la capital.

Este centro educativo había sido creado por la Institución Libre Enseñanza y se caracterizaba por sus pedagogías renovadoras, entre las que destacaba la educación física. Allí continuó sus estudios la joven Margot, que pronto llamó la atención de uno de sus profesores por sus excelentes dotes deportivos. Fue él quien la incitó a iniciarse en distintas disciplinas del atletismo, que por aquellos años estaba monopolizado por los hombres.

En el primer campeonato de España celebrado en Madrid en 1931 fue campeona de lanzamiento con disco y segunda en peso y jabalina. Al año siguiente fue campeona de disco y peso, subcampeona en jabalina y tercera en 80m vallas. Entre 1929 y 1934 batió varias veces el récord español de lanzamiento con disco y logró la mejor marca mundial de martillo.

Margot Moles en lanzamiento de disco

PUBLICIDAD Content_2

Al mismo tiempo formó parte de la Sociedad Peñalara, que organizaba excursiones a la sierra para practicar montañismo y esquí, su deporte favorito. En 1936 se convirtió en la primera campeona oficial de esquí de España, después de ganar muchas pruebas extra oficiales.

Paralelamente, fue capitana y pieza clave del equipo de hockey del Atlético Madrid que logró el tricampeonato entre 1934 y 1936.

Su actitud liberal y progresista le valió no pocas críticas. En la final del campeonato de España de hockey de 1936 despertó la polémica por sugerir que su equipo juegue con pantalón corto y blusa para mayor comodidad. La misma postura tomó durante las pruebas de atletismo, en las que vestía pantalón corto y camiseta sin mangas, lo que suponía un escándalo para la época. También fue una de las primeras en cambiar la falda por los pantalones largos para esquiar, por lo que recibió el mote de «chicazo».

Podríamos decir que fue una multideportista estrella y una adelantada para su época. Pero su carrera se vio truncada repentinamente con el inicio de la Guerra Civil.

PUBLICIDAD Content_3

Desde el primer momento del conflicto se posicionó en el bando republicano. Participó en mítines obreros y colaboró con la preparación de los reclutas a través del Consejo Nacional de Educación Física. Además creó un parvulario para ayudar a los niños víctimas de la guerra.

En ese contexto debe entenderse su participación en las «Olimpíadas Obreras» de 1937 celebradas en Amberes, Bélgica, donde consiguió una medalla de bronce en lanzamiento de disco.

Margot Moles con pantalones cortos

Su marido, también deportista y esquiador, formó parte del batallón republicano que luchó en Guadarrama. Cuando terminó la guerra intentó escapar de las tropas franquistas pero fue apresado y posteriormente fusilado. Su familia se exilió en México y luego en Estados Unidos. Margot, a los 32 años, se quedó viuda y sola a cargo de su hija en un país gobernado por una dictadura.

PUBLICIDAD Content_4

El franquismo prohibió a las mujeres la práctica del atletismo por considerarlo una actividad «masculinizante». A Margot, que había comenzado a dar clases de educación física en el Instituto-Escuela, se le impidió continuar con su carrera de docente. Alejada de su pasión y su vocación, debió dedicarse a la costura para ganarse la vida. Nunca más volvió a practicar deportes.

Finalmente falleció en Madrid un 19 de agosto de 1987, a los 76 años de edad. Su nombre quedó en el olvido y nunca recibió el reconocimiento que merecía su trayectoria. En 2017, el periodista Ignacio Ramos Altamira publicó un libro titulado «Margot Moles, la gran atleta republicana», para recuperar la obra de unas de las mujeres más talentosas que ha dado el deporte Español en toda su historia.

Te recomendamos

PUBLICIDAD Excl_Slot_7

PUBLICIDAD Excl_Slot_8