Cómo proteger tus pezones

Medicina deportiva
Cómo proteger tus pezones-515
Cuatro formas de solucionar el roce con la camiseta

Cómo proteger tus pezones

No se puede considerar una lesión, pero puede ser tan doloroso que nos obligue a parar.

Más sobre: 

Por el Jueves, 07-03-2013 en

Con la llegada de las medias y maratones, se incrementan las horas que pasamos entrenando y compitiendo y, por lo tanto, la probabilidad de sufrir heridas en los pezones por culpa del roce con la camiseta. Estas heridas, que no se pueden considerar una lesión pero que sí nos pueden obligar a parar por culpa del dolor, son los llamados bloody nipples en inglés o pezones sangrientos en español. ¿Acaso nunca has dejado marcas de sangre en tu camiseta al terminar una maratón o los pezones te han escocido al entrar en la ducha?

La causa principal de esta “lesión” es la calidad textil de la camiseta que llevemos para correr. El polyester es habitualmente el tejido más habitual en las camisetas que llevamos para correr pero lo hay de diferentes calidades y en combinación con otros tejidos. Una buena combinación es la de polyester y elastina, pero lo mejor será que te asesores bien la próxima vez que pases por la tienda de running.

Pero aunque corras con la mejor camiseta del mercado, siempre puedes anticiparte a la molestia de este sangrado y las opciones para ello son casi infinitas.

Vaselina: es el material más usado para los fondistas que quieren evitar problemas de fricción. Se coloca en la entrepierna, en las axilas, entre los dedos de los pies y también en la zona de los pezones. Pringa, pero es muy efectivo.

Esparadrapo: es la manera más rudimentaria, pero también efectiva, de proteger el pezón. Se trata de colocar un buen trozo de esparadrapo que cubra todo el pezón (incluso mejor si se colocan dos en forma de X). No hace falta añadir que lo mejor es que no haya pelos en el pecho.

Tiritas: desde las redondas y pequeñas hasta las tradicionales alargadas. Funcionan igual que el esparadrapo, pero siendo más agradables para el pezón por estar acolchadas en esa zona. El problema habitual para las tiritas es que llevan poco pegamento y se pueden caer si sudamos mucho.

NipGuards: es un producto que acaba de llegar a España pero que lleva tiempo comercializándose en EE.UU. Es algo parecido a las tiritas redondas, pero desarrollas especialmente para proteger del roce los pezones. Tienen una cavidad para que se adapten perfectamente y una cola especial para que no se despeguen por mucho que sudemos.

 

Escoge el que más te guste de los cuatro métodos, además de llevar una camiseta de calidad para competir en tu próxima maratón, pero no te arriesgues a pasar horas corriendo sin proteger tus pezones.

Relacionados: