La importancia de una prueba de esfuerzo

Medicina deportiva
La importancia de una prueba de esfuerzo-147779
¿Qué es? ¿por qué es importante? ¿en qué consiste? ¿tipos?

La importancia de una prueba de esfuerzo

Más sobre: 

Por el Miércoles, 15-05-2019 en

Visitamos a la Dra. Montserrat Bellver, especialista en medicina del deporte, en el centro de Sanitas de Iradier de Barcelona. Un centro clínico que cuenta con diferentes unidades donde destaca la Unidad del Deporte cuyo objetivo es permitir que los pacientes puedan practicar cualquier actividad física con total seguridad. Esta unidad cuenta con la supervisión de un equipo multidisciplinar de médicos deportivos, nutricionistas, traumatólogos, podólogos y fisioterapeutas. Este centro se encuentra adscrito a Healthia, una plataforma donde los deportistas pueden acceder a la sanidad privada sin intermediarios que ofrece diferentes servicios en diferentes puntos de España (pruebas de esfuerzo, consultas a especialistas, tratamiento de lesiones, etc.).

Entrevistamos a la Dra. Montserrat Bellver, que como indicábamos anteriormente, es especialista en medicina deportiva y cuenta con amplia experiencia en el área después de casi 30 años dedicándose a ello. Desde 1990, trabaja en el CST-CAR donde es ahora Jefa de Servicio de la Unidad Asistencial y en otros centros, como el que visitamos para entender y poder explicar la importancia de una prueba de esfuerzo.

En este centro se realizan todo tipo de pruebas médicas, empezando por un reconocimiento médico deportivo del atleta: la importancia que tiene descubrir cualquier lesión o patología cardíaca que pueda representar un riesgo para el deportista, sus compañeros o rivales, sin olvidar la necesidad de conocer los requisitos legales mínimos para poder realizar una práctica deportiva y poder participar en competiciones de alto rendimiento.  Una revisión muy exhaustiva que empieza con una anamnesis personal, familiar y deportiva, exploración cardiorespiratoria (auscultación cardiorespiratoria, pulsos, toma de FC, TA) y de aparato locomotor principalmente, un electrocardiograma en reposo y una espirometría basal, para valorar tanto el funcionamiento de nuestro sistema cardiovascular como respiratorio. Asimismo, durante la revisión médica, los pacientes son medidos, pesados y controlados según su tensión arterial y frecuencia cardíaca en reposo. Todos estos datos servirán para más adelante realizar la prueba de esfuerzo.

Salud. Es el principal objetivo de la realización de una prueba de esfuerzo. Es muy importante para los deportistas para valorar la respuesta individual cardiorespiratoria al ejercicio físico. Su interpretación clínica tiene interés diagnóstico, funcional y terapeútico. Hay que minimizar riesgos y valorar que el deportista no tenga ningún problema cardiológico que le pueda producir  una  muerte súbita. En el centro también se realizan ecocardiografías que aportan datos importantes sobre la anatomía del corazón, grosor de la pared ventricular, tamaño de sus cavidades, función de las válvulas cardíacas , lo que facilita el diagnóstico de las miocardiopatías hipertróficas, causantes de casi la mitad de muertes súbitas en menores de 35 años.

Una persona entrenada en ejercicios aeróbicos puede tener pulsaciones por debajo de 60 ppm en reposo, lo que se denomina bradicardia (frecuencia cardíaca más baja de 60 ppm), ya que se encuentra por debajo de las pulsaciones que registran las personas generalmente “de la calle”, entre 60-80ppm. El típico cuadro de bradicardia del deportista requiere más tiempo y nivel de entrenamiento.

Esta prueba de esfuerzo puede complementarse con un analizador de gases. Esto permitirá recibir un valoración de la aptitud física, adaptación cardiorespiratoria al ejercicio, valoración funcional, optimización de entrenamiento, pronóstico de rendimiento. Analizar el punto desde el que partimos y cómo tenemos que entrenar para rendir mejor. En este caso, se recogen diferentes parámetros ergoespirométricos como la ventilación y análisis de gases (O2 y CO2) . Asimismo, podemos ultimar el análisis aún más con una prueba de lactato, pero es otro tipo de prueba que puede hacerse tanto en el laboratorio como en el campo.

Existen dos tipos de pruebas de esfuerzo: en laboratorio y en campo. En el campo podemos tener datos más reales, específicos pero no podemos controlar los parámetros externos como los climatológicos y existen menos material científico adaptado al trabajo de campo es por ello por lo que sobre todo para deportistas amateur, es más interesante una prueba en laboratorio. No obstante, en el caso de deportistas profesionales, si que se realizan ambas. Las pruebas de esfuerzo en laboratorio pretenden imitar las condiciones en las que el deportista practica su deporte favorito, para corredores en cinta, para ciclistas en ciclo ergómetro, remadores con un remo-ergómetro, etc. Se intentan adaptar al máximo según el objetivo del deportista. Los protocolos de la prueba se adaptan a los objetivos del deportista, si es trail runner se jugará más con  la pendiente mientras que para un corredor de asfalto, se jugará más con la velocidad.

Existen diferentes protocolos a la hora de realizar pruebas de esfuerzo. Protocolos de carga constante o incrementales. Y éstos últimos pueden ser continuos/discontinuos en función de que contengan pausas o no para la toma de muestras (lactato), los que buscan tu límite (prueba máxima) o no (llegando hasta el 85%, una prueba submáxima). La elección del protocolo es fundamental para el objetivo que se persiga en la prueba . Si queremos determinar umbrales elegiremos un protocolo en rampa o con escalones cortos, si queremos una curva de lactato  necesitaremos un protocolo con escalones más largos. Las pruebas de esfuerzo se realizan para todo tipo de deportistas tanto por tema de salud como de rendimiento.

Es muy importante elegir la prueba de esfuerzo más adecuada al deportista. No es lo ismo elegir una prueba de esfuerzo para un estudio de salud en un grupo de deportistas aficionados que para determinar la eficiencia en un corredor de ultra-resistencia y darle pautas nutricionales para realizar durante la carrera. Cada día hay más ‘amateurs’ que quieren bajar sus marcas y cada día hay más gente que se aventura en pruebas de más dificultad. Evitar sufrir riesgos en salud (taquicardias, arritmias u otro tipo de patologías cardio-respiratorias), debería ser el principal objetivo. En el centro cuentan también con un cardiólogo para derivar al  deportista  en caso de detectar patología cardiológica en la exploración física o durante la prueba.

Se recomienda realizar de forma anual este tipo de pruebas con analizador de gases, al preparar una  prueba o al empezar la temporada. Por motivos de salud y para mejorar tu rendimiento. Rendimiento en carrera y en el tiempo invertido en entrenar. Se ha visto en muchos corredores amateur mayores de 35 años, sobre todo, que invierten muchas horas a la semana en entrenos con poca calidad. Hacen muchos kms pero no realizan trabajos específicos para rendir mejor.

Nos explica la doctora que se realizó un consenso en Cataluña para la correcta realización de deporte donde se recomendaba la realización de pruebas médico-deportivas muy exhaustivas y un electrocardiograma a todos los deportistas, así como prueba de esfuerzo y ecocardiograma a deportistas mayores de 35 años, a deportistas de deportes de riesgo, deportes de máxima exigencia y a deportistas de competición. El motivo por el que se escoge esta edad de 35 años es porque es un momento donde empieza a haber un posible riesgo de padecer patologías cardiovasculares (tensión elevada, glucosa elevada, riesgo de infarto). Es por ello, que Montse también aconseja a todos los atletas que acuden a realizarse la prueba de esfuerzo que también realicen una analítica de sangre para comprobar que los niveles de glucosa, colesterol, minerales, serie roja y blanca y plaquetas sea correcta (entre otros) y visitar un nutricionista, según la prueba objetivo. Un control nutritivo es esencial para rendir mejor y gozar de una buena salud.

Cada día hay más pruebas deportivas que exigen certificados médicos para evitar que los corredores sufran problemas, no todos exigen lo mismo, pero cada día hay más corredores populares y más carreras en una sociedad con más estrés y muchas veces, con una alimentación inadecuada, por lo que es importante prevenir ahora más que nunca. Y por ello, recomendamos la realización de estas pruebas de forma periódica. No solo controlarás tu salud, sino también tu evolución deportiva.

Si tu también quieres cuidar de tu salud y hacerte una prueba de esfuerzo, te recomendamos que accedas al portal de Healthia donde tendrás diferentes centros donde realizarla. No solo eso, el portal también ofrece otros servicios de rehabilitación, diagnóstico y de nutrición (entre otros). Pincha sobre el siguiente enlace para acceder: Healthia

Relacionados: