Home Material Mizuno Synchro MX – La prueba
Material - Zapatillas - sábado, 08-10-2016

Mizuno Synchro MX – La prueba

Mizuno lanzó en 2016 en España su modelo Synchro MX, una zapatilla que ha sido realmente un éxito de ventas debido principalmente a su polivalencia, a la relación calidad/precio –cuestan 100 euros precio de tarifa- y a un tercer factor determinante: su estética y colorido. EstasSynchro MX se ofrecen en varios colores, diferenciadas en modelos hombre y mujer, con una línea elegante y sencilla que la hace ideal tanto para hacer unos kilómetros, como para ir al gimnasio o vestir con vaqueros de sport.

Lo primero que llama la atención al analizar las Synchro MX es la ausencia de su tecnología de amortiguación Wave en la mediosuela. En el caso de este modelo, la marca japonesa confía en su parte inferior  en el  U4iXc que llevamos viendo en sus últimos modelos y que se ha suavizado en esta ocasión y que en nuestra unidad de pruebas está pintada de color blanco,y al AP+ en la parte superior, de color verde. Debajo de la mediosuela, por su parte, encontramos en toda la suela las tradicionales piezas de caucho de Mizuno, llamadas X10, que asegurarán la durabilidad de las zapatillas siempre que les demos el uso para el que fueran diseñadas: mixto indoor/outdoor. Una línea que la recorre y que ayuda en la transición de la pisada y dos transversales en la parte delantera que ayudan en el despegue de la pisada.

Si fueran unas zapatillas exclusivamente para correr, se echaría en falta el tradicional Wave, y de esta forma se conseguiría mejorar la amortiguación y la transición en la pisada. Pero está claro que Mizuno no las tiene como unas zapatillas eminentemente de running. Incluso en su web las clasifica en modelo de fitness.

Lo que no quiere decir, por su parte, que no se pueda correr con ellas, pero si solo queremos unas zapatillas para eso, ofrece Mizuno en su gama muchos modelos mucho mejores que las Synchro MX y por poco dinero más podemos acceder a unas Legend 4. Las Synchro MX las veo más como un par de zapatillas para el día a día, para ir al gimnasio, a clases dirigidas, a nuestras sesiones de crossfit, TRX, técnica de carrera, fortalecimiento… No son las ideales para sumar kilómetros y kilómetros, pero sí para tener unas zapatillas para todo y correr con ellas ocasionalmente. Sirven perfectamente tanto para hacer unos kilómetros de calentamiento como si corremos una vez a la semana y no queremos gastarnos mucho dinero en unas zapatillas exclusivas para correr. ¿La razón? Son muy firmes, quizás demasiado para un perfil eminentemente corredor como el que les escribe y que necesita algo más flexible y amortiguado.

Lo que es indiscutible es que se trata de unas zapatillas muy cómodas en cuanto te las pones. El upper es realmente cómodo. nada más calzártelas ya se aprecia el buen conjunto que forman el mesh con la lengüenta, bien dimensionada y cosida para que nada se mueva ahí dentro, con esa sensación de calcetín que muchos agradecen. Y con la plantilla Premium Insock, mullida y cómoda.

Se trata en definitiva  de unas zapatillas confortables y que ofrecen un gran ajuste gracias a un  un airmesh que se adapta al pie, a unos refuerzos termosellados que no molestan en ninguna situación y muy transpirable, algo que se agradece en las clases dirigidas que más sudamos. Incorpora también este upper el sistema Dynamotion Fit que permite que esta parte superior de la zapatilla se ajuste al pie, alivia el stress de las articulaciones, reduzca el esfuerzo físico y se adapte al movimiento de éste cuando corremos.

Mizuno dispone con estas Synchro MX de unas zapatillas a un precio muy asequible teniendo en cuenta que utiliza materiales de calidad, con un diseño  colorido, elegante y atractivo, ideales para el uso diario y para combinar gimnasio o sesiones específicas con algunos rodajes corriendo, una o dos sesiones a la semana que no superen los diez kilómetros. Todo ello a un precio de tarifa de 100 euros.

Más info: en la web de Mizuno