Home Trail Material Mizuno Wave Kazan: La prueba
Material - Trail - lunes, 20-10-2014

Mizuno Wave Kazan: La prueba

La nueva gama trail running de Mizuno ha levantado mucha expectación entre los corredores, y unos de los modelos que más ha llamado la atención ha sido la Wave Kazan. (Si quieres verla en movimiento, CLICA AQUÍ)

Sucesora de la mítica Wave Ascend, entra por los ojos nada más verla. Corte minimalista, diseño atractivo a base de líneas que representan las curvas de nivel topográficas y un nombre que evoca el misticismo de la tradición cultural japonesa. Kazan, proviene del lema de Takeda Shingen, un gobernador japonés de la época feudal que significa: “Veloz como el viento, silencioso como el bosque, fiero como el fuego y firme como la montaña”.

¿A quién no motiva eso para calzárselas y salir al campo a probarlas?

Sobre el papel

Mizuno la presenta como una zapatilla ligera (269 gramos en nuestra báscula T41US hombre), flexible, dinámica y con una destacada capacidad para adaptarse a cualquier tipo de terreno. Recomendada para el entrenamiento regular. Pensada para corredores que busquen sensaciones cierto contacto con el firme.

El perfil es medio. Drop de 12 mm, su perfil trasero es de 29 mm y el delantero de 17 mm.

En ella han invertido toda su tecnología con el concepto XtaticRide, que engloba protección, sensibilidad y tracción:

  • Tacos Xtuds en forma de X con un compuesto de caucho sólido y duradero llamado X10 que colocan en las zonas del pie que más impactan sobre el suelo logrando un agarre multidireccional y duradero.
  • Wave cóncava que aporta estabilidad, amortiguación y suavidad a la pisada al contrarrestar las fuerzas multilaterales que generamos al correr.
  • Midfoot Groove, un canal de flexión en forma de X que mejora las flexibilidad torsional logrando una mejor adaptación del pie a las irregularidades del firme
  • Media suela U4ic. El mejor material amortiguador de Mizuno, un 30% más ligero que proporciona amortiguación y confort.
  • Puntera reforzada.
  • Costuras termoselladas en el upper.

¿Cómo van?

No estamos hablando de un modelo minimalista ni orientado al natural running, pero a nivel de sensaciones se acerca a ese concepto. Es elástica y flexible, algo que el corredor percibe desde el momento que la coge en las manos y la calza por primera vez. Pero en cambio está bien amortiguada.

La horma es media-ancha, como suele ser costumbre en Mizuno, lo que deja espacio de sobras al pie cuando éste se dilata con el paso de las horas de carrera. Lo cierto es que es bastante fresca y no recalienta la planta en excesoFija bien el talón en contraste con el espacio generoso que deja en la zona de los dedos. Esto sumado a un upper fino y elástico, hace que en un primer momento te sientas confortable pero algo falto de sujeción. A medida que acumulas kilómetros te adaptas a esa sensación de libertad que no afecta demasiado a la precisión en los apoyos.

El tacto en el interior es suave. No hay costuras que puedan provocar rozaduras y la plantilla anatómica, de grosor medio, acomoda bien la planta. Por su parte, la lengüeta es relativamente fina y de un material de rejilla. Todo vale para restarle unos gramos a la báscula. Sin más, cumple con su cometido y por lo menos queda bien fija mientras corremos gracias a un sistema de lazada tradicional con cordones ovales.

La media suela ofrece un alto nivel de amortiguación, apreciable desde las primeras zancadas. En carrera se agradece, aunque con el paso de los kilómetros notamos el material se compacta y aminora progresivamente la absorción del impacto. El nivel de protección es medio. En las zonas técnicas y pedregosas propensas a golpes y rasguños hemos echado de menos algún que otro refuerzo más contundente. En ese tipo de terrenos escarpados la parte de la zapatilla que más hemos comprobado que sufre es el compuesto de la media suela, que al ser más blando ha acabado algo arañado.

La Kazan no es impermeable pero sí ventilada y eso permite evacuar con facilidad la humedad mientras corremos. Sin darte apenas cuenta, pasas de llevar el pie calado a volver a estar seco (si el sol y la temperatura acompañan, claro está). El agarre de la suela es bueno en terrenos blandos y secos, también en hierba y en zonas embarradas, en cambio en roca, donde el taco no se clava, le cuesta mucho más adherirse.

La recomendaría para rutas de nivel técnico medio, rutas permisivas y poco agresivas con el pie como senderos boscosos y pistas compactadas de tierra. No se encuentra tan cómoda en alta montaña, donde le cuesta mantener el nivel alto de estabilidad que demuestra en otras superficies.

Dinámica y con una buena aceleración, invita a imprimir ritmo a la carrera con sensaciones próximas a una voladoraEn las bajadas se muestra ágil y vivaz. Permite mucha movilidad en la zona de los dedos, lo que agudiza el feeling con el terreno. A nivel de acabados y detalles, está muy lograda. Para ejemplo los refuerzos, que están termosellados evitando costuras que pueden provocar rozaduras.

¿Para quién es?

Para corredores neutros de peso ligero y medio (hasta los 75 kg aprox.) que corran preferiblemente por terrenos poco técnicos y busquen un calzado ligero y dinámico. Una buena opción para el entrenamiento diario, ya que es cómoda, cuida bien el pie y conserva la musculatura gracias a una amortiguación generosa. Me ha gustado especialmente en pistas forestales y caminos de grava. También es una buena elección para los días de carrera. Gustará a aquellos a los que les guste mantener una buena conexión con el suelo que pisan. Aunque eso obliga a tener en cuenta las distancias que corremos, a qué ritmo lo haremos y sobre todo en qué superficie. Más de 20 km en zonas pedregosas te harán sufrir si eres de pies sensibles.

Peso: 270 gramos

(Si quieres ve la videoprueba, CLICA AQUÍ)